Como hace 15 días, la hija de Dado Vuelta volvió a volar en la recta platense para sumar otro buen triunfo

LA PLATA.- La atropellada de Batty Vuelta sigue haciendo estragos. Después de “ajusticiar” en el mismo disco a Seattle Bam (Seattle Fitz) para quedarse hace dos semanas con el Handicap Wanna Dance, la hija de Dado Vuelta regresó este martes a los eucaliptos para ratificar su actualidad envidiable volviendo a pasar de largo, ahora en el kilómetro del Handicap 132no. Aniversario del Club de Gimnasia y Esgrima La Plata, la primera de las dos pruebas fuera del nivel común que incluyó el programa.

Cargando el peso máximo de 58 1/2 kilos, Batty Vuelta aprovechó al máximo el ritmo que le dieron al desarrollo luchando al frente Confianza Sobra (Luck Money, 57 1/2) y Tarantelle (Forestry, 58), que, cabeza a cabeza, pasaron los 400 metros iniciales en 24s2/100, desgastándose.

Ya en la recta, Tarantelle fue la que consiguió seguir adelante y llegó a los 200 metros finales (47s45/100) con alguna ventaja todavía. Sin embargo, ya había empezado a crecer abierta Batty Vuelta, enriendada por Francisco Arreguy (h.), que en pocos segundos ahogaría cualquier esperanza ajena pasando de largo.

En el disco, la pupila de Damián Irigoyen estableció 1 cuerpo de diferencia sobre la liviana Qué Garufa (El Garufa, 52), que sacó provecho del cansancio de Tarantelle para dejarla tercera por 3/4 de cuerpo, todo tras veloces 59s79/100.

Criada por su entrenador y defendiendo los colores azuleños del Stud Don Conrado, Batty Vuelta sólo cayó dos veces desde abril del año último a la fecha, período en el que acumuló 6 de sus 8 victorias, con premios que a esta altura ya están por 1.217.884 pesos.

Batty Vuelta acerca en su línea materna una de las ramas de la fantástica familia de Umbella (Umberto), a la que también pertenecen otros nombres ya clásicos como los de La Señora Mayor (Bordeaux Bob), Siberiano Tom (Shy Tom) y Mister Sent (Batty).