La hija de Hurricane Cat logró este domingo el mejor triunfo de su campaña en el República de Ecuador

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- Manaslú (Meal Penalty) ya parecía tener todo controlado en el final del Clásico República del Ecuador (1300 m, césped), este domingo en el Hipódromo de Monterrico, sino fuera porque un detalle cambió la historia. Cuando definía la segunda carrera de importancia del día abrió sus líneas, aparentemente de cansada, dejando el camino libre por dentro para la aparición de la argentina Bay Cat (Hurricane Cat), que terminó doblegándola.

Por más lucha que la favorita y puntera de la competencia le hizo en el final para defender sus posiciones, poco es lo que pudo conseguir para neutralizar el avance de la castaña que entrena Augusto Olivares y terminó perdiendo por casi medio cuerpo de ventaja.

Manaslú había ganado hace unos tres meses el Clásico República de Paraguay (1300 m, césped) de punta a punta y todo parecía indicar que podría tener un retorno auspicioso, a no ser porque esos meses de ausencia le pudieron haber jugado una mala pasada, haciéndola sentir el esfuerzo.

Lo cierto es que la tordilla no tuvo capacidad de definición y en la cuadra final corrió casi en diagonal hacia el exterior, al tiempo que la espigada Bay Cat salía de la mitad del grupo, con el empeño de Erick Arévalo para terminar sorprendiendo, dando el primer triunfo clásico a su joven conductor

Manaslú, sin duda, merece una nueva oportunidad. Más puesta, la pupila del Stud Quaker State venderá cara su derrota y puede estar de cara ante la posibilidad de consolidarse como la mejor yegua velocista de Monterrico. Habrá que verla.

Bay Cat tiene por madre a King’s Girl (King’s Best) y fue criada por el Haras Melincué.

Néstor Obregón Rossi

www.peruhipico.net