En una temporada brillante para la divisa del Sheikh Mohammed, el crack está listo para sumarse al grupo de estrellas azul real; reprisaría el sábado en Goodwood

CHICHESTER, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Godolphin viene teniendo una temporada inolvidable. La divisa del Sheikh Mohammed se luce con varios de sus mejores cartas como Ghaiyyath (Dubawi), Pinatubo (Shamardal), Víctor Ludorum (Shamardal) o Space Blues (Dubawi), entre otros, pero tiene un as en la manga para la última parte de 2020: Benbatl.

El hijo de Dubawi, que se perdió de correr la Dubai World Cup (G1) en Meydan, Emiratos Arabes Unidos, ante su cancelación por la pandemia de Covid-19, está listo para pegar la vuelta y podría reaparecer el sábado próximo en el Ladbrokes Celebration Mile (G2-1600 m, césped) de Goodwood, según adelantó Saeed bin Suroor, su entrenador, al Racing Post.

Arrancando una campaña que lo lleve hacia la World Cup de 2021, Benbatl aparece como máximo candidato en la previa al desafío mencionado, aunque si finalmente no es presentado allí su “nuevo” objetivo sería el Joel Stakes (G2) de Newmarket, en el que se impuso durante el calendario anterior.

“Está trabajando muy bien y seguiremos el mismo plan que en 2019. Fue frustrante no poder correr en Meydan, cuando había demostrado toda su versatilidad ganando el Round 2 del Al Maktoum Challenge (G2), sobre arena y de llegar tercero en la Saudi Cup. El caballo estaba preparado para correr donde fuera”.

Benbatl suma victorias de G1 en Alemania, Emiratos Arabes Unidos y Australia, y son 10 por total sus éxitos, sobre 21 presentaciones.