El Gesta de Mayo será base de una jornada en la que el hipódromo bonaerense volverá a brillar

AZUL.- Otro domingo de carreras imperdible se vivirá en el hipódromo de esta ciudad, apostando por un entretenimiento para toda la familia y que tenga a los caballos como conexión. Serán 8 los turnos que se resolverán, con base en un imperdible Clásico Gesta de Mayo (1400 m).

Calidad al por mayor la que estará en los partidores, encabezando el grupo Best for Last (Incurable Optimist) (foto), el ídolo local, el mejor de todos aquí. Tras un paso poco alentador por La Plata, el alazán del Haras La Argentina chocará esta vez con dos nombres de pergaminos.

Por un lado estará Julián Octavio (El Corredor), aterrizando por aquí luego de una seguidilla de buenas labores en San Isidro, donde se impuso en los handicaps Parwiz y Parlanchín, para, por último, escoltar desde 2 cuerpos a Classic Rye (Catcher In the Rye) en el Picacero.

Julián Octavio ganó el Luro (G2) porteño en 2016, la misma prueba en la que Il Gelato (Lizard Island) se impuso el año último. Más allá de que hoy su nivel no sea el mismo, la presencia del crédito de Los Velezanos en el Clásico Gesta de Mayo es un aporte importantísimo en materia de categoría.