El pupilo de Roberto Pellegatta demostró que en las carreras de distancia está su fuerte y repitió el marcador del Clásico Sarmiento (L)

Como hace poco menos de 3 meses, Best Galano volvió a ganarle un clásico a The Cyclone (In the Dark). El Mineral (L-2500 m, arena normal), repitió el orden del Domingo Faustino Sarmiento (L), aunque con la pista del Hipódromo de Palermo como escenario en lugar de la de San Isidro. Otra vez fue sólida la conquista del caballo del Stud Egalité de 9 por sobre el crédito de Las Monjitas, como para ratificar su perfil de buen fondista en el nivel intermedio, y su preferencia por la pista de tierra.

A peso por edad, el hijo de Galán de Cine salió de los 2000 metros en que había fallado en el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1) y los mismos en que había terminado tercero de Nochero Querido (Most Improved) en el Clásico Irineo Leguisamo (L) para echarle mano a sus pulmones y sacarle el mejor provecho al vareo inigualable de Roberto Pellegatta, que en este tipo de distancias no deja títere con cabeza.

Esta vez Best Galano no tuvo necesidad de correr adelante, posición que ocupó Nievre (Catcher In the Rye), del que se movió a prudencial distancia, siempre delante de The Cyclone, gran favorito en el totalizador. Las variantes no llegaron hasta la última curva, cuando el puntero quemó sus últimas naves para cederle el protagonismo al ganador y a su escolta. 

Amagó The Cyclone abierto, pero William Pereyra no había exigido aún a Best Galano, que poco a poco fue dándole forma a su victoria hasta llegar a la meta con 2 cuerpos de ventaja y tras 2m39s11/100, una marca floja, aunque en una cancha que perdió la forma que había mantenido durante muchos meses.

Criado por el propio Daniel Mautone bajo la firma Atlántica de Juegos SA, Best Galano es la mejor cría que produjo hasta ahora Best Number (Bernstein), una nieta de la recordada Numeraria (Southern Halo), ganadora del Gran Premio Polla de Potrancas (G1) de 1992 con la chaquetilla de La Quebrada.

Para el héroe del domingo porteño está ahora por delante el Clásico Ayacucho (G3), en la misma pista y distancia en que se impuso ahora, pero el Ramírez (G1) de Maroñas y su bolsa espectacular pueden resultar un llamador potente…