La carrera, de G1 y en el césped, será paso central de la jornada de este viernes en Belmont Park

ELMONT, New York (Especial para Turf Diario).- De las 7 participantes que tendrá este viernes en Belmont Park el New York Stakes (G1-2000 m, césped, US$ 750.000 de bolsa), 4 son preparadas por Chad Brown, que buscará otro capote “en el patio de su casa”.

Tranquilamente puede conseguir copar el marcador el profesional, que tendrá a su carta principal en la francesa Rougir, una hija de Territories de la que son copropietarios Peter Brant y Michael Tabor. Tras una campaña “como local” que incluyó victorias en el Prix de Reservoirs (G3) y en el Prix de l’Opera Longines (G1), la alazana erró su primer paso aquí, quedando sólo séptima en el Maker’s Mark Breeders’ Cup Filly & Mare Turf (G1), para reaparecer a mediados del mes último con un buen triunfo en el Beaugay Stakes (G3), sobre esta misma cancha.

Otra gran esperanza de Brown es la invicta Bleecker Street (Quality Road), que lleva récord de 6 en 6 y victorias consecutivas en el Endeavour Stakes (G3), en el Hillsborough Stakes (G2) y en el Modesty Stakes (G3), los dos primeros en Tampa Bay y el restante en Churchill Downs.

Coronando la pierna de candidatas del preparador estará la alemana Virginia Joy (Soldier Hollow), también pasando por un momento de altísimo rendimiento y que le permitió sumar el The Very One Stakes (G3) de Gulfstream Park y el Sheepshead Bay Stakes (G2), aquí.

Todas ellas deberán cuidarse de Family Way, al cuidado de Brendan Walsh y con Tyler Gaffalione listo para montarla. Por Uncle Mo, quedó segunda de la anterior en el The Very One, luego sumó el Orchid Stakes (G3) en Gulfstream y, por último, escoltó desde 1 3/4 cuerpo a War Like Goddess (English Channel) en el Bewitch Stakes (G3) de Keeneland.

Chad Brown completa su equipo con la irlandesa Flighty Lady (Sir Percy), que todavía no pudo repetir en el norte la forma que mostró de potranca en Francia, mientras que las restantes participantes del New York Stakes serán Core Values (Honor Code) y Lovely Lucky (Lookin At Lucky), un escalón largo por debajo de las indicadas y con rótulo absoluto de sorpresas.