La yegua argentina terminó a 4 cuerpos de She’s a Julie en el G1 que se disputó este viernes en Churchill Downs

LOUISVILLE, Kentucky (Especial para Turf Diario).- “Estoy orgulloso de ella y de su carrera. Creo que cuando lleguen las carreras sobre 1800 metros la va a ayudar muchísimo. Fue su primera actuación de la temporada, y si bien las dos primeras se alejaron un tanto, nuestro ‘gallop out’ fue brillante. Tengo muy buenas sensaciones de cara a lo que será su próxima presentación”, fueron las palabras con las que el jockey Joe Bravo resumió el regreso a la acción de la campeona argentina Blue Prize, tercera este viernes a 4 cuerpos en el trascendente La Troienne Stakes (G1-1700 m, arena, US$ 500.000 en premios), disputado en la previa al Kentucky Oaks en Churchill Downs.

La hija de Pure Prize, que no competía desde que en noviembre último quedó cuarta en el Breeders’ Cup Distaff (G1) ganado por Monomoy Girl (Tapizar), redondeó una gestión interesante, pues no tuvo una primera parte de la carrera fácil, quedando bastante acotada de movimientos e incluso recibiendo varios golpes (algo que sería ratificado luego por el propio Bravo).

En la curva final avanzó la alazana preparada por Ignacio Correas (h.) para el Merriebelle Stables y se notó su falta de gimnasia. Con corazón, nunca detuvo su ritmo y defendió incluso con valentía el tercer lugar cuando Mopotism (Uncle Mo) la amenazó abierta, dejándola a la cabeza. El La Troienne tuvo como ganadora a She’s a Julie (Elusive Quality), que por medio cuerpo dejó atrás a la titular de G1 Secret Spice (Discreet Cat) tras 1m43s58/100.

Correas, por su lado, comentó: “Corrió muy bien, me dejó conforme su carrera. Hacía mucho que no competía y no era un compromiso para nada fácil. El desarrollo la ayudó poco, sobre todo en la primera mitad. Nuestro balance es positivo, sin dudas”.

Ganadora del Juddmonte Spinster Stakes (G1) en Keeneland la temporada anterior, Blue Prize es una de las grandes representantes argentinas a nivel mundial e inició así su tercer año de competencia en el más alto nivel en los Estados Unidos. Libre de la reprise, y en distancias algo más extensas, la alazana está lista para volver a ser figura y brindar más alegrías de las muchas que ya entregó para la hípica nacional.