La argentina y la chilena corren hoy en Sant Anita Park el Breeders’ Cup Distaff (G1), donde Midnight Bisou es candidata

ARCADIA, California.- El sentimiento es fuerte. Tantos triunfos, tantas ilusiones… No hay caso, el Breeders’ Cup Distaff (G1-1800 m, arena, US$ 2.000.000 de bolsa) cala profundo en el corazón sudamericano, principalmente, en el de los argentinos. Los recuerdos imborrables de los triunfos de la eterna Bayakoa (Consultant’s Bid), de la victoria de la gran Paseana (Ahmad); si hasta la trágica participación de Corona del Inca (Luhuk) hace especial la carrera que cada temporada nuclea a las mejores yeguas en la inigualable serie.

Otra vez, como casi siempre, nuestra alejada parte del mundo demuestra que una de sus especialidades deportivas es criar caballos excepcionales; otra vez habrá que seguir de cerca el Distaff porque los países de la OSAF están representados. Al igual que hace doce meses, la argentina Blue Prize (Pure Prize) y la chilena Wow Cat (Lookin At Lucky) irán por la gloria, después de haber terminado cuarta y segunda, respectivamente de la campeona Monomoy Girl (Tapizar).

Como siempre, el reto será durísimo, la vara estará bien alta y un rendimiento óptimo será el único conducto hacia la consagración. El objetivo, al menos en la previa, será ganarle a la imparable Midnight Bisou (Midnight Lute), que se entrometió entre aquellas para ser tercera en Churchill Downs, pero que luego jamás volvió a perder…

Blue Prize será vendida unas horas después de correr en Fasig Tipton Kentucky, y por eso el sueño es que la despedida llegue repleta de gloria. Ignacio Correas (h.), el luchador, el argentino que se hizo un espacio grande a fuerza de corazón, la preparó con los 10 puntos de rigor y su previa victoria sobre la mismísima Elate (Medaglia D’Oro) en el Juddmonte Spinster Stakes (G1) de Keeneland entusiasma todavía más.

Da la sensación de que se hará una carrera movida, lo que le permitirá a la hija de Pure Prize del Merriebelle Stables hacerse fuerte con su atropellada en el derecho, más allá de su partida 11, la más externa. Si la topadora alazana acelera con todo, arriba puede ser imparable.

Wow Cat parece estar un escalón por debajo del nivel de hace doce meses, cuando llegaba al Distaff después de vencer en el Beldame Stakes (G1). Esta vez perdió ante Midnight Bisou en esa misma prueba, aunque evidenció notables mejorías. A una campeona de su nivel nunca hay que darla por muerta y hay un dato: cuando escoltó a Monomoy Girl su desarrollo no fue el mejor.

Paradise Woods (Union Rags), Ollie’s Candy (Candy Ride), Street Band (Istan), Dunbar Road (Quality Road), Secret Spice (Discreet Cat) y Serengeti Empress (Alternation) también saben de festejos de máximo nivel y en los planes de todas ellas estará hacerse fuertes en el Distaff. Aunque, claro, para nosotros, acá lejos, Blue Prize y Wow Cat agigantan la ilusión…