La yegua de Pozo de Luna va por su victoria más importante y por el pasaje a Del Mar, en pos de repetir la hazaña de su hermana Blue Prize, vencedora en la Breeders’ Cup 2019

Son varias las figuras que desfilarán este sábado por el Hipódromo Argentino de Palermo, y, sin duda alguna, la potranca Blue Stripes es una de ellas. Imparable, desbordante, la zaina del Stud-Haras Pozo de Luna irá ahora por su triunfo más importante cuando tome parte del Gran Premio Criadores (G1-2000 m, arena), con el objetivo paralelo de sacar pasaje hacia el Breeders’ Cup Distaff (G1) que se correrá dentro de unos meses en Del Mar, California, la carrera que Blue Prize (Pure Prize), su hermana materna, ganó en 2019, cuando se disputó en Santa Anita Park.

Invicta en la arena, la hija de Equal Stripes y Blues for Sale (Not for Sale) viene de dos victorias descollantes y resulta realmente complicado pensar en una derrota ahora. Tras un buen 2020, en el que ganó debutando para luego ser tercera en los grandes premios Enrique Acebal (G1) y Copa de Plata (G1), abrió su nuevo año batiendo a los machos en el Clásico Haras Argentinos (L) para, ya lista, resolver con muchísima contundencia el Clásico Arturo R. y Arturo Bullrich (G2), cuando le sacó al galopito 8 cuerpos a Miss Eder (Equal Stripes), en 2m1s66/100.

Con Eduardo Ortega Pavón en sus riendas, Blue Stripe tendrá una “rueda de auxilio” de primera línea con Siempre En Mi Mente (Equal Stripes), que regresa a la arena después de saltar a los primeros planos imponiéndose en el Clásico Paseana (G2), sobre el césped pesado de San Isidro.

El equipo es muy duro, pero Mahagonny (Storm Embrujado) tratará de complicarlo, después de pagar su inexperiencia en este nivel con un promisorio tercer lugar en el Gran Premio Gilberto Lerena (G1). En su caso, su única muestra en la tierra la vio ser segunda en su debut, pero mucha agua corrió bajo el puente y además Palermo es la pista donde varea cada mañana.

La platense Ideocrática (Remote) está en un gran momento, y si bien sube en la distancia, es una rival para no olvidar, lo mismo que Joy Velika (Fortify), ganadora de la Polla de Potrancas (G2) de La Plata hace un año y medio y que acaba de perder por apenas el hocico ante Siempre En Mi Mente en el Paseana, arremetiendo desde el fondo sobre una cancha que no permitía demasiadas hazañas.

Con el aval de su juventud se suman al terreno más difícil Escabiar (Portal del Alto), Soviet Catch (Catcher In the Rye), Jazz Bass (Portal del Alto) y Silky Rose (Catcher In the Rye), todas empujadas por recientes victorias. Y no hay que olvidar a Mumy Beach (Equal Stripes), heroína en el Selección (G1) 2020…