Los 1700 metros de la carrera resultaron algo cortos para la yegua de Pozo de Luna, que cedió por 3/4 de cuerpo ante Private Mission

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- No terminó en victoria la actuación de Blue Stripe en el Santa María Stakes (G2-1700 m, arena, US$ 200.500) de este sábado en Santa Anita Park, pero sirvió para ratificar la pertenencia de la yegua argentina al grupo de las mejores en esta parte de los Estados Unidos.

La distancia le quedó corta a la hija de Equal Stripes, que pudo haber exigido algo más a Private Mission (Into Mischief), la ganadora, que la superó por 3/4 de cuerpo. Quizás le faltó algo de decisión a Tyler Baze, su jockey, para no darle tantas ventajas a su rival, que se movió a las patas de la puntera Lady Mystify (Bernardini) con ciertas facilidades, a sabiendas de que, en el derecho, la zaina de Pozo de Luna seguro iba a ser la que más corriera. Y, un detalle algo menor, ese segundo extra que demoró en cambiar de mano ya frente a las tribunas, fue otro dato que pudo haber limado milésimas vitales.

En apenas su tercera carrera en el Norte, Blue Stripe se va adaptando, ganando en velocidad. Si allí los grandes clásicos para la división fueran en 2000 metros, sin dudas, la historia sería diferente, pero son entre 1700 y 1800 metros, y, pese a lo pequeña de la diferencia en distancia, es enorme. En su momento, Blue Prize, su famosa hermana, pasó por el mismo período, para, una vez ya hecha a las circunstancias, dar lo mejor de sí hasta llegar a lo máximo. La actual pupila de Marcelo Polanco transita ese camino.

Private Mission aportó de todas formas un “poroto” argentino y sudamericano, pues su tercera madre es la argentina Miss Eva (Con Brío), en una familia del Haras Don Yayo y que produjo en Chile a la campeona María Candela (Balconaje) y a la G1 Miss Brio (Semenenko), y, ya en Estados Unidos, a la buena de Private Status (Alydar), abuela materna de la heroína en el Santa María y de la que también surgen otros nombres fuertes como los de los G1 Fair Maiden (Street Boss) y Dunbar Road (Quality Road).

Blue Stripe no pudo repetir su éxito previo en el Santa Margarita Stakes, pero dio otro paso hacia adelante en Santa Anita Park. Se va afirmando, puliendo detalles y esperando dar lo mejor de su parte en el segundo semestre.