El hijo de Shanghai Bobby batió por 2 1/2 cuerpos al alazán en el Gran Premio Nacional de Las Piedras

LAS PIEDRAS, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Ni Duro de Matar (Salto), ni Great Spirit (Drosselmeyer) ni First Thing (First American). El Gran Premio Nacional (2500 m, arena) de Las Piedras tuvo como héroe al parejo Bobby Q., un potrillo con historia.

El hijo de Shanghai Bobby y Qualify (Sulamani) se hizo fuerte en la recta final para vencer por 2 1/2 cuerpos al puntero Duro de Matar e impedirle, pese a su loable esfuerzo, alzarse con la Triple Corona local. A otros 9 cuerpos, Great Spirit completó el podio con un desdibujado First Thing, el ganador del último Ramírez (G1) y del Nacional (G1) de Maroñas (G1), rematando en cuarto, pero a lejanos 18 1/4 largos

Recriado desde los 5 meses en el Haras La Concordia, pero nacido en el Stud Eternamente Río de Brasil, Bobby Q. tuvo un feo accidente de potrillo, cuando un tornado pasó por la zona de Dolores, atravesando el campo de Raúl Cazalas, dejándole en una de sus manos una marca de por vida, y demandando el trabajo a todo vapor de los veterinarios.

Preparado por Hugo Navatta para la caballeriza Mustafá, Bobby Q. tuvo en Luis Cáceres un jockey atento, que vigiló desde cerca lo que al frente hacía Waldemar Maciel con Duro de Matar, encimándolo en la parte final de la curva para, ya frente a las tribunas, ir inclinando poco a poco la balanza a su favor.

Al cabo de 2m40s15/100, el zaino de 446 kilos logró la victoria más trascendente de su campaña en el hipódromo donde inició su campaña y donde también se llevó el Clásico Ensayo y el Preferencial Félix Lancaster.

La jornada en Las Piedras involucró además un importante choque para yeguas desde los 3 años con el Gran Premio Estímulo (2000 m), donde Fustic (Quick Road) y Lilly Spencer (Southern Lawyer) dieron un espectáculo de alto vuelo y que terminó con la victoria de la primera, por medio pescuezo.

Referente desde hace tiempo entre las “chicas” en Maroñas, Fustic encontró revancha a la derrota que hace un año había sufrido en esta misma carrera, cuando Stelatoa (Alcorano) la superó por 1 1/4 cuerpo.