Aguerrido, el hijo de Safety Check nunca se dejó superar en la recta por The Best Hit y llegó al mejor triunfo de su campaña

En una carrera pareja, donde sobraban los caballos de calidad, Brad Check fue más guapo que ninguno para llegar al mejor triunfo de su campaña y ratificar su gran momento. El hijo de Safety Check, que venía de ganar en Palermo el Handicap Equal Stripes, cambió de arena y en el Hipódromo de San Isidro se quedó este miércoles con el Clásico Lord At War (L), sobre 1200 metros.

Cargando 54 1/2 kilos, y con una incómoda suelta 1, el caballo del Stud Sublime Horse mostró mucha clase y mucha garra durante todo el derecho para torcerle el brazo al potrillo The Best Hit (Hit It a Bomb, 56), con el que luchú un largo rato hasta superarlo por medio cuerpo a la hora de cruzar el disco, después de 1m9s66/100, una muy buena marca en terreno normal y con gran faena mediante del jockey Lautaro Balmaceda.

La carrera se hizo, como podía esperarse, con la yegua Vida Amorosa (Safety Check, 54 1/2) corriendo al frente, aunque sin poder desprenderse nunca de The Best Hit y Brad Check, que la perseguían. Ya en el derecho, la alazana ofreció poca resistencia y fueron los dos zainos los que quedaron peleando mano a mano, con final incierto durante varios segundos. 

Pareció que The Best Hit podía quedarse con el triunfo, pero, pese a venir por dentro, aunque abriéndose un tanto, Brad Check se puso firme y resistió. Tercero, a 1 1/2 cuerpo, terminó Secreto Boy (Suggestive Boy, 56), mientras que, reprisando, Torino Kiin Ha (Señor Candy, 58) fue apenas cuarto y el favorito Albanesi (Violence, 56 1/2) sólo quinto. Mucho peor le fue a Es de Temer (Il Campione, 56), que remató noveno y anteúltimo.

Preparado por Alberto Urruti y de la cría de Eduardo M. y Eduardo C. Prado, Brad Check suma ahora 4 triunfos en 25 salidas, totalizando premios por 6.311.038 pesos, unos 252.442 por cada carrera que animó. Tras un período de rendimientos flojitos, el héroe de la tarde retomó la buena senda, esa que hace un tiempo lo había llevado a perder en el mismo disco y en esta misma cancha el Handicap Mesa Alvear, superado por medio pescuezo por Soviet Again (Seek Again).