En otro día de tormentas, el cordobés destaca en la principal de esta tarde en el Hipódromo de San Isidro, a correrse sobre 1400 metros

Con la lluvia otra vez como gran protagonista, el Hipódromo de San Isidro ofrecerá esta tarde su tradicional reunión de miércoles, con 14 turnos en el menú -13 de ellos entre alternativas y ejemplares de 5 años y más edad- y el destaque del Handicap Kendal. Sobre 1400 metros y en pista fangosa se medirán allí caballos de 5 años y más edad por un premio bajísimo para el ganador de 1.800.000 pesos, que, tras los descuentos, apenas servirán para cubrir 2 ó 3 meses de pensión, en una cuenta inviable.

Bien parejo luce el escenario, con participantes que ya han sabido ganarse entre ellos, por lo que todo pasará mucho más por el desarrollo y sus momentos que por las cualidades de cada uno, que son interesantes por cierto. Dada su regularidad, se prefiere esta vez al cordobés Briarwood (Incurable Optimist, 56), cargando kilos atendibles y buscando ser el mismo que allá por octubre se impuso atropellando en el Handicap APHARA de Palermo.

En su camino estará El Islandés (Il Campione, 57), que tras casi 200 días de ausencia vuelve al ruedo buscando dejar atrás su floja performance en el Handicap Silfo, recordando que previamente había terminado tercero de Ojos Remoteros (Remote) en el Handicap Servicio Veterinario del Hipódromo de Palermo.

Esa tarde fue segundo Mr. Aidan (Violence, 57), apenas una cabeza por delante del anterior, para luego sumar un tercero em el mencionado Handicap Silfo y fallar en sus dos salidas siguientes y tomarse casi 4 meses de descanso. Si vuelve a ser el de sus mejores tardes va a ser difícil ganarle, pero la presencia de Sin Temor (Suggestive Boy, 58) complica un tanto sus posibilidades.

Ocurre que los dos han conseguidos buenos resultados corriendo adelante, con este último aportando como dato más cercano un cuarto hace 12 días en pos de Lemoro (Lenovo) en el Handicap Larrea.

Antes de su quinto en el Handicap Parlanchín, Wunder Boss (Holy Boss, 55 1/2) había superado al propio Briarwood en el Handicap Polemarch, dato útil si los hay, mientras que a sus 7 años Fantastic Planet (Heliostatic, 57 1/2) busca otra vez recordar aquellas tardes donde ganar clásicos parecía fácil…