La potranca y el potrillo se impusieron este jueves en Palermo sobre 1400 metros; la recaudación llegó a 56.884.794 pesos

La jornada de jueves en el Hipódromo de Palermo dejó en ventanillas un saldo positivo, pues al cabo de 13 carreras que se resolvieron se apostaron 56.884.794 pesos, con un promedio de 4.375.753, casi números habituales para una fecha atípica.

En la cancha, al margen de la victoria de Sansón Greeley (Horse Greeley) en el Handicap Laramie Trail, los dos años se ocuparon de darle un tinte interesante a lo condicional, con sendos compromisos sobre 1400 metros para potrillos y potrancas y que fueron de proyección hacia los próximos turnos fuertes de la generación: las Estrellas Juvenile (G1) y Juvenile Fillies (G1), y los clásicos Old Man (G3) y Güiraldes (G3).

Las primeras en entrar en acción fueron las potrancas, con Roberto Mariano Bullrich copando el marcador del Premio Preciosura, donde alcanzó el 1-2 con sus pupilas Broceliande y Malibu Rum (Orpen), que atropellaron en la recta para llegar al disco en ese orden y separadas por apenas media cabeza.

Portando la chaquetilla de la familia Fabre, y con Fabricio Barroso en sus riendas, Broceliande le ganó el tirón a su escolta, controlándola con calidad de los 400 metros al disco. Criada por el Haras Vacación, la zaina es una hija de Fortify y Stormy Teóloga (Bernstein) y venía de dos segundos en igual número de actuaciones por lo que, como dice el dicho, la tercera fue la vencida.

Un rato más tarde llegó el turno para los machos con el Premio Pródigo. Super Win había sido cuarto debutando, luego terminó tercer y venía de llegar segundo. Dándole continuidad a ese carrusel ascendente, le llegó por fin el momento de brillar al crédito del Stud Toroquemero que afila en el Campo 2 de San Isidro Nicolás Martín Ferro, compañero de mañanas de Coco, con el que también trabajó un tiempito cuando aprendía el oficio.

Bien administrado por Martín Valle, el potrillo dominó de un extremo al otro, repeliendo al pisar la recta los esfuerzos de Barbieri (Easing Along) y guardando energías como para controlar arriba por 2 cuerpos y sin inconvenientes la carga de Queep Seeking (Seek Again). Su tiempo fue de 1m24s15/100, algo más veloz al 1m24s34/100 que empleó Broceliande.

Super Win es otro hijo de Super Saver que se luce en la arena, en su caso, con la ganadora de G2 Miss Twins (Numerous) como madre y, como casi todos los “Super” criado en el Haras Firmamento, donde sirvió por dos temporadas el Derby Winner.