El hijo de Australia se llevó de Saint-Cloud una victoria excelente, de punta a punta y que cerró el doblete de máxima escala del preparador Aidan O’Brien

SAINT-CLOUD, Francia (Especial para Turf Diario).- Broome no será un crack, pero nadie podrá negar que tiene corazón de guerrero. Este domingo, el zaino completó el doblete de G1 en Europa para Aidan O’Brien, su entrenador, alcanzando la victoria más importante de su campaña en el siempre interesante Grand Prix de Saint-Cloud, corrido sobre 2400 metros en la cancha de césped blanda de Saint-Cloud.

En un correlato bastante lógico para una temporada en la que venía luciéndose grande, el hijo de Australia y la clásica Sweepstake (Acclamation) dominó durante cada segundo de la carrera, galopando en el comienzo y haciéndose fuerte en la recta final para terminar venciendo por 1 cuerpo a Ebaiyra (Distorted Humor), la generosa yegua del Aga Khan.

Colin Keane tuvo un trabajo perfecto con Broome, que es propiedad deMasaaki Marsushima junto con el grupo Coolmore. Primero, porque graduó el ritmo y las energías de su caballo a la perfección, y luego, cuando las papas empezaron a quemar, encontró el rigor necesario como para que el favorito respondiera de la mejor forma ante la tenacidad de Ebaiyra y también para detener la atropellada del local Gold Trip (Outstrip), finalmente tercero al hocico, todo tras 2m29s11/100.

El 2021 de Broome viene siendo notable. Lo abrió venciendo en el Devoy Stakes (L) de Naas, para luego llevarse el Alleged Stakes (G3) y el Mooresbridge Stakes (G2), ambos en The Curragh. En un final de foto cedió ante Helvic Dream (Power) en la Tattersalls Gold Cup (G1) para luego ser otra vez segundo, ahora de Wonderful Tonight (Le Havre) en el Hardwicke Stakes (G2) de Royal Ascot.

“Hablando con Aidan en la previa, me dijo que hago todo simple, lo mantenga feliz y trate de imponer mi propio ritmo. Es uno de esos caballos que no te traen complicaciones, muy genuino y muy llegador. Vino siempre moviendo las orejas, atento, galopando con firmeza hasta el disco. Lo merecía y ya venía siendo muy consistente a lo largo de la temporada”, comentó Colin Keane.

En total, ahora son 7 los triunfos de Broome sobre 17 presentaciones, habiendo llegado a los 783.943 euros en premios. Establecido como uno de los fondistas mayores de mejor rendimiento en pistas europeas, es de esperar que busque más victorias importantes en lo que queda de la temporada, quizás esquivando las carreras top, pero sí siendo animador central en un muy exigente segundo nivel.