El hijo de City Zip es candidato para el Bing Crosby Stakes (G1) que se correrá este sábado sobre 1200 metros en la arena de Del Mar

DEL MAR, California (Especial para Turf Diario).- La velocidad será dueña del sábado en los Estados Unidos, pues además de correrse en Saratoga el Alfred G. Vanderbilt Stakes (G1), la pista local será testigo del siempre apasionante Bing Crosby Stakes (G1-1200 m, arena, US$ 300.000 de Bolsa), que tendrá el extra de clasificar a su ganador para el Breeders’ Cup Sprint (G1) de noviembre próximo aquí, pues la prueba forma parte del Challenge Series.

C Z Rocket ya anda por los siete años pero, lejos de pensar en un trabajo fuera de los hipódromos, demuestra en cada salida que atraviesa por su mejor momento. El pupilo de Peter Miller regresa a California luego de una gira que lo vio ganar en Oaklawn Park el Hot Springs Stakes (L) y el Count Fleet Sprint Handicap (G3), y en la que también fue segundo en el Sprint 2020 de Keeneland y en el Steve Sexton Mile Stakes (G3) de Lone Star Park, cuando se despidió el último día de mayo.

Nada será fácil para el candidato en el morning-line, sobre todo por las presencias de Dr. Schivel (Violence) y Backyard Ride (Clubhouse Ride), este último nieto del crack argentino Candy Ride. Aquél está imparable y después de ganar el Runhappy Del Mar Futurity (G1) del calendario anterior, reprisó hace algunas semanas venciendo en una condicional de Santa Anita Park dejando en claro que está listo. Backiyard Ride, por su lado, va por su primer éxito gradual con un triunfo en el Thor’s Echo Stakes (L) en su aparición más cercana.

Otro nieto paterno de Candy Ride es Collusion Illusion (Twirling Candy), ganador de esta misma competencia hace 12 meses y que vuelve al ruedo tras una ausencia de más de siete meses, pues dijo adiós en diciembre con un tercero en el Runhappy Malibu Stakes (G1).

Richard Baltas y Joe Bravo van al frente con Vertical Threat (Tapiture), de nuevo en las canchas tras un tiempo largo entre algodones, y Bob Baffert aspira a volver a ver en su mejor versión a Eight Rings (Empire Maker), el ganador del American Pharoah Stakes (G1) de 2019 y que reprisó con un cuarto puesto en el Triple Bend Stakes (G2). 

Shooters Shoot (Competitive Edge) y Quick Tempo (Tapizar) completan un grupo de alta electricidad y que promete un espectáculo acorde con la categoría de la competencia.