La yegua de La Esperanza tenía pasaje para viajar a Japón, pero a último momento “rodó” la transacción; es figura en Palermo

Los domingos, otrora cita ineludible para todo aquél que se preciara de “burrero”, han pasado a ser un día desechable para los hipódromos, en el que no suelen volcar sus carreras más fuertes; casi, armando una reunión de compromiso. Por eso en nada extraña que Palermo haya dejado su clásico destacado para vivirlo el lunes, ya con la red de captación de apuestas funcionando a pleno.

El Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera (G3-1400 m, césped), para yeguas desde los 3 años, tendrá siete aspirantes en los partidores, entre ellas, Fiesta Dorada, reservada de La Esperanza cuya venta para Japón se cayó por detalles de último momento, cuando ya tenía hasta el “pasaje de avión” marcado.

Raúl Lottero, su propietario, confirmó a Turf Diario que la transacción se cayó definitivamente y que la hija de Jump Start saldrá a la cancha en pos de ratificar su excelente actualidad, sobre una superficie que le encanta. Bajo idénticas condiciones a las que enfrentará ahora se impuso por la cabeza sobre Jazz Day (Harlan’s Holiday) en el Clásico República Oriental del Uruguay (G3), y en su última salida sumó otro éxito fuerte batiendo por 5 largos a Jasminka (Mutakddim) en el Clásico Jamelao (L).

Será un hueso duro de roer ahora que está confirmada Fiesta Dorada, aunque deberá cuidarse mucho de Kambara (Orpen), de Santa Inés y que en sus dos más recientes salidas confirmó el excelente concepto que merece por parte de Juan Udaondo, su cuidador. Siempre sobre los 1400 metros del césped de San Isidro, la zaina sumó dos victorias consecutivas y va por más.

Otro aporte de calidad lo hará Pallars, generosa defensora de Rubio B. que luchó al máximo hace unas pocas semanas en el Clásico Farnesio para ceder en los metros finales por apenas cabeza y media cabeza ante Mama Call (Master of Hounds) y Mi Chica Bonita (Equal Stripes), tras mostrarse adelante asediada desde la partida. Ya más afirmada en la distancia, ya que venía del kilómetro y de los 1200 metros, la hija de Easing Along volverá a hacerse respetar desde la punta.

Bajo ningún punto de vista deberá descuidarse la presencia de la ex sprinter Montesana Rye (Catcher In the Rye), que en su primera experiencia sobre 1400 metros le valió ser escolta desde 2 1/2 cuerpos de Humorada Negra (Emperor Richard) en el Especial Farm, siempre moviéndose a la expectativa. Da la impresión de que ahora puede ser más peligrosa, aunque las exigencias serán mayores con respecto a aquella gestión.

Un escalón más abajo aparecen Soy Maga (El Garufa), Domitilla (Don Valiente) y Pure Doris (Pure Prize), todas provenientes de categorías más livianas y buscando pescar a río revuelto en el Propietarios. Claro, da la sensación de que para alcanzar una posición destacada deberán mejorar bastante su nivel, y esperar también que alguna de las anteriores pierda fuerza, cóctel bastante complejo de lograr.