Viejos conocidos, prometen un interesante enfrentamiento en un Gran Premio Maipú (G1) bárbaro

Lamentablemente, recién a las 20 horas (por horario) se correrá el Gran Premio Maipú (G1-1000 m, arena), cuando ya mucha de la gente que seguramente llenará las tribunas de Palermo estará emprendiendo el camino de regreso a casa.

La carrera, parte fundamental del cronograma de máximo nivel para los sprinters, promete un espectáculo vibrante desde la suelta hasta el disco, con el potrillo Calzonetti (Zensational) buscando confirmar su liderazgo en la división. Ganador del Gran Premio Suipacha (G1), el tordillo retorna a la cancha donde había ganado a mitad de temporada el Clásico Estrellas Junior Sprint (G3) para cruzarse con varios rivales de sumo riesgo, como el cordobés Tarsino.

Hijo de Violence, dejó pasar el mencionado Suipacha y aquí le da la revancha al candidato, al que superó por el pescuezo en el Clásico Cyllene (G2), cuando Calzonetti hizo puesta en la segunda posición con el ahora ausente Lord Alex (Exchange Rate).

Otros dos potrillos parecen listos para dar el golpe, debutando en este nivel. Uno es el invicto marplatense Bamboo Ruliente (Roman Ruler) y el otro Springdom (Sebi Halo), los dos con un paso condicional sobresaliente y ahora en la obligación de volar alto.

Con 8 años, El Pingüino (Emperor Richard) viene de construir una de sus mejores labores, quedando tercero en el Suipacha, mientras que Art Show (Endorsement) siempre está listo para darlo todo en pos de cruzar adelante.

Largando del 1, Delopecito (Don Valiente) se verá en la obligación de confirmar su buena tarea en el Suipacha, cuando culminó cuarto cansándose un tanto en el cierre tras correr cerca y en una cancha que no lo favoreció. La suelta interna tiene sus peros, más allá de que fue la elección de Marcelo Pérez, su cuidador.

Y queda hacer mención de Orpen Full (Orpen), John Snow (Roman Ruler) y Glory Seattle (Seattle), los dos primeros con la intención de sumarse a la élite de los velocistas y el azuleño con ganas de reverdecer viejos laureles…