Ya son 20 los ejemplares que dieron positivo en la caballeriza número 12 y se aguardan más resultados

TORONTO, Canadá (Especial para Turf Diario).- Mucha preocupación reina en la actividad hípica local ante el brote de Equine Herpes Virus (EHV-1) que afecta a Woodbine, el principal hipódromo local. La Alcohol and Gaming Comission (AGCO) local monitorea todo lo que viene sucediendo, luego de que dos caballos dieran positivos en la caballeriza número 12, ordenándose luego mayores análisis para tener una idea más amplia de la situación.

El total de 59 ejemplares que se encuentran estabulados en aquél stud fueron examinados y un total de 20 ya dieron positivo. Los afectados ya fueron puestos en cuarentena o enviados al Ontario Veterinary College para su recuperación. Sólo uno de ellos tuvo que ser sacrificado por el problema neurológico que el virus genera.

Todos los caballos del stud 12 que hayan dado negativo serán nuevamente testeados este miércoles, además de que también se procedió a tomar muestras de los ejemplares alojados en la caballeriza número 11. Para tratar de establecer posible contacto con animales infectados, Woodbine está identificando a todos los que hayan estado en proximidad al lugar del brote. La AGCO también ordenó cerrar los studs 33 y 35 del complejo cuando uno de los caballos allí estabulados mostró signos de fiebre

“La AGCO ha tratado de preservar el bienestar de todos los caballos y no quiere dejar de destacar la ayuda que han prestado desde Woodbine y las asociaciones y entidades vinculadas. Continuaremos moniteoreando la situación desde cerca y los avances serán reportados. El EHV-1 no puede contagiarse a humanos y no tienen nada que ver con la pandemia de Covid-19”, indicó un parte de prensa de la AGCO.