Otro fin de semana en el norte con carreras previas al inicio de la Triple Corona; el hijo de Candy Ride es candidato para el Tampa Bay Derby (G2) y el invicto expone su título en el San Felipe (G2)

Son tiempos de atención casi plena para los 3 años en los Estados Unidos, con el Kentucky Derby (G1) acercándose a pasos agigantados y muchas carreras preparatorias en diversos hipódromos como atractivos. Este fin de semana no será la excepción, y los aficionados podrán seguir soñando con encontrar figuras y candidatos de la mano de otras tres pruebas imperdibles.

En Tampa Bay, Florida, llega el Tampa Bay Derby (G2-1700 m, arena, US$ 400.000 de bolsa), donde un hijo del crack argentino Candy Ride aparece como máximo candidato. Se trata de Candy Man Rocket (foto), que se lució ganando el Sam F. Davis Stakes (G3) y que ahora tratará de dar un paso más hacia el objetivo.

En su camino se cruza con Hidden Stash (Constitution), tercero en el Sam F. Davis y que intentará capitalizar esa experiencia para tomarse revancha de su vencedor. Otro de los candidatos es Hellum (Ironicus), invicto en dos salidas tras vencer debutando y luego llevarse el Display Stakes (L), siempre en Woodbine, Canadá.

También es grande la expectativa por lo que sucederá en Santa Anita Park, California, con el San Felipe Stakes (G2-1700 m, arena, US$ 300.000), ya que allí volverá a salir a la pista uno de los tres años mejor considerados del norte como Life is Good. El hijo de Into Mischief que prepara Bob Baffert se roba la pizarra en el morning-line después de impresionar en su estreno en Del Mar y de vencer en el Sham Stakes (G3) de Santa Anita Park, mostrando algunas cuestiones propias de su inmadurez y que ahora todo su equipo espera superar.

A la hora de buscarle enemigos hay que pensar casi obligados en Medina Spirit (Protonico), también a cargo de Baffert y que tras escoltar al candidato en el Sham se dio el gusto de imponerse en el Robert B. Lewis Stakes (G3).

Por último, en la arena de Aqueduct, en New York, se resolverá el Gotham Stakes (G3-1600 m, arena, US$ 300.000), donde Highly Motivated luce como principal aspirante al triunfo. Al cuidado de Chad Brown, viene en franco ascenso, dando un paso fundamental cuando venció en el Nyquist Stakes (L) de Keeneland, el día de la Breeders’ Cup.

Freedom Fighter llega desde California con el sello de Baffert dispuesto a ratificar su muy buen segundo en el San Vicente Stakes (G2), mientras que Crowded Trade (More Than Ready), otro pupilo de Brown, expone su invicto tras debutar con un notable triunfo en esta misma cancha hace poco más de un mes.