Lovely Ride se impuso en el Cathryn Sophia Stakes (L) de Park Racing y ahora son 96 las crías jerárquicas para el crack argentino

BENSALEM, Philadelphia (Especial para Turf Diario).- Candy Ride va camino a convertirse en el primer padrillo nacido en la Argentina en llegar a los 100 hijos ganadores clásicos, y el que se anotó este martes en Parx Racing fue un punto de los importantes en pos de alcanzar ese preciado objetivo. El crack festejó de la mano de la potranca Lovely Ride en el Cathryn Sophia Stakes (L-1700 m, arena, US$ 100.000) y ahora elevó su cuenta a 96.

Previa quinta en el Indiana Oaks (G3), la pupila de W. Bret Calhoun utilizó la táctica de su padre, asumiendo el liderazgo desde el primer momento para resistir todas las presiones y terminar batiendo por medio largo a Leader of the Band (Bandbox), con Marion Francis (Constitution) en tercera posición a 3/4 de cuerpo.

En la ganadora de grupo Lovely Lil (Tiznow), y reservada del Allied Racing Stable LLC., Lovely Ride había ganado 3 carreras seguidas, las dos primeras en Sam Houston y la restante en Churchill Downs, para totalizar 4 primeros puestos en seis salidas y sumar premios por 211.440 dólares.

Con 14 generaciones en las pistas, Candy Ride tiene 793 hijos ganadores de un total de 2766 competencias, con recompensas acumuladas por 120.506.014 dólares. De sus 96 crías titulares clásicas, 49 se impusieron en el marco de las carreras de grupo y 17 de ellos lo hicieron en el plano de los G1, teniendo como mayor recaudador a Gun Runner, hoy líder entre los reproductores de primera generación, con 15.988.500 dólares en premios.

Sólo en 2021 el zaino criado por el Haras Abolengo y que sirvió por US$ 75.000 en Lane’s End Farm produjo 10 ejemplares ganadores clásicos, encabezados por Rock Your World, que se impuso en el Runhappy Santa Anita Derby (G1), sin olvidar a los graduales Royal Flag, Share the Ride, Candy Man Rocket, White Frost y Ride a Comet, además de los ganadores clásicos Rideforthecause, Kanderel y Sky Ride.

Actualmente con 22 años, invicto en las pistas y en el haras desde 2005, Candy Ride camina a paso firme hacia la hazaña que, con un poco de suerte, podrá concretar esta temporada, al mismo tiempo que muchos de sus hijos se encargan de asegurar el futuro de su rama paterna, con Twirling Candy en el top 10 de la estadística y Gun Runner como líder entre los freshman sires, una categoría donde el menos publicitado Unified da pelea con fuerza, habiendo dado a la fecha dos ganadores clásicos.