Ambos reproductores de primera generación en los Estados Unidos, abrieron su cuenta este viernes en Churchill Downs y Golden Gate Fields, respectivamente

Candy Ride fue un crack único en las pistas, un crack único en la reproducción y ahora quiere superar una nueva barrera y ser considerado un padre de padrillos de los importantes. Con Twirling Candy como abanderado principal, este viernes dos descendientes del célebre caballo argentino sobre los que hay expectativas grandes tuvieron sus primeras crías ganadoras a los 2 años.

Como ya sucedió con el campeón Gun Runner, ahora fueron Unified y Danzing Candy los que registraron sus éxitos iniciales desde el haras, el primero en la arena de Churchill Downs y el restante sobre la pista sintética de Golden Gate Fields.

Sirviendo a la par de su padre en el prestigioso Lane’s End de Kentucky, Unified disfrutó del debut perfecto por parte de la potranca Behave Virginia (en She’s Behving, por Mineshaft), que al cuidado de Kenny McPeek y con la chaquetilla del Lucky Seven Stable dio muestras de tener clase para batir por 5 1/2 cuerpos a la favorita Trade Secret (Goldencents) en un maiden special weight con 98.116 dólares en premios y que se corrió sobre 1100 metros.

Durante su breve campaña de pistas, Unified ganó en 2016 el Bay Shore Stakes (G3) y el Peter Pan Stakes (G2), sumando la temporada siguiente el Gulfstream Park Sprint Stakes (G3), para luego quedar segundo en el Carter Handicap (G1). En total, ganó en 4 de sus 7 salidas y sumó premios por 476.880 dólares, cotizándose su servicio esta temporada en US$ 10.000.

Danzing Candy, por su parte, abrió su cuenta gracias al estreno ideal del potrillo Love Candy (en Love Wiinning, por Tapizar) se lució en otro MSW, pero con 40.350 dólares en premios y sobre el kilómetro. Rematando con mucha fuerza, llegó a la meta con 2 3/4 cuerpos de diferencia sobre Highland Ghost (Shaman Ghost).

Danzing Candy, por Twirling Candy, presta servicio a un costo de US$ 5000 en el Rancho San Miguel de California y al cabo de su campaña de pistas termino adelante en 6 de las 11 veces en que compitió, ganando el San Felipe Stakes (G2), el San Carlos Stakes (G2) y el Lone Star Park Handipap (G3), además de terminar segundo en el Affirmed Stakes (G3) y tercero en el Joe Hernandez Stakes.

Candy Ride se afirma como fundador de una línea paterna y su legado cada día luce más firme. Un lujo sudamericano.