El padrillo estará representado por sus hijos y sus nietos en la serie que arrancará este viernes en Del Mar, con varias cartas de triunfo

DEL MAR, California (Especial para Turf Diario).- No descubriremos nada desde aquí si decimos que el crack argentino Candy Ride es uno de los padrillos más influyentes en la última década a nivel mundial. Sus hijos viene descollando desde que llegaron a las pistas, pero ahora son muchas sus crías que siguen sus pasos en el haras. Como casi siempre, el zaino que vive en Lane’s End Farm tendrá una presencia importante en la Breeders’ Cup, ya sea como reproductor o como abuelo.

Gun Runner se quedó con el Classic (G1) de 2017 y ahora, con su primera producción en las pistas, no sólo es líder, sino que tiene dos cartas de lujo en el festival, ambas este viernes. Por un lado Echo Zulu (foto) irá por el Juvenile Fillies (G1) y, por el otro, Pappacap tratará de sorprender en el Juvenile (G1).

La potranca es enorme favorita, llegando a su compromiso invicta y demoledora, pues tras ganar debutando por 5 1/2 cuerpos, repitió por 4 en el Spinaway Stakes (G1) de Saratoga para ser aún más terminante en el Frizette Stakes (G1) de Belmont Park, cuando llegó a la meta con 7 1/4 largos de ventaja.

Pappacap, por su parte, se llevó el Best Pal Stakes (G2) en esta cancha tras un debut exitoso, para luego terminar cuarto en el Del Mar Futurity (G1) y retomar posiciones con su segunfo en el American Pharoah Stakes (G1).

En el Juvenile Candy Ride estará también representado por otro de sus hijos que sobresalen en la cabaña como Twirling Candy, que tendrá en los partidores al bravísimo Pinehurst, que aparece cotizad 8/1 en el morning-line después de un debut ideal y de repetir en el mencionado Del Mar Futurity.

Twirling Candy también tendrá, ya el sábado, a Gear Jockey animando el Breeders’ Cup Turf Sprint (G1). Está metido en un baile bravísimo el caballo de Calumet Farm, que en Kentucky Downs acaba de imponerse en el Turf Sprint (G3) y deberá medirse con el campeón defensor Glass Slippers (Dream Ahead), Emaraaty Ana (Shamardal), Golden Pal (Uncle Mo) y Lieutenan Dan (Grazen), entre otros.

Y, cerrando el “paquete” Candy Ride tendrá a su hija Royal Flag tratando de mantener su ritmo ganador en el durísimo Breeders’ Cup Distaff (G1), ante Letruska (Super Saver), Malathaat (Tapit) y la argentina Blue Stripe (Equal Stripes).

El crack siempre dice presente. Rompio todos los moldes y su historia se sigue escribiendo con letras de oro. Un distinto.