El brasileño fue citado a declarar para ofrecer su descargo; se anticipa una severa sanción tras las molestias que le ocasionó a Imperador en el Longines Latinoamericano

La comisión de carreras del Hipódromo de San Isidro suspendió de forma provisional al jockey brasileño Carlos Lavor ante la riesgosa conducción que le dio a Nao da Mais (T.H. Approval) el último sábado en el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1).

Como se recordará, el profesional perdió considerablemente su línea al pisar la recta y cuando venía corriendo al frente, molestando severamente al local Imperador (Treasure Beach) y, prácticamente, privándolo de ser parte de la definición, como dio al sensación de que hubiera sido bajo condiciones normales. Lavor no mostró ningún gesto en su actuación para evitar complicar a su rival, que era conducido por Altair Domingos, y prolongó en el tiempo la actitud, hasta los 200 metros finales.

Desde el circo del Jockey Club anticiparon que la sanción será dura, aunque se le brindó la posibilidad de ofrecer su descargo, citándolo para dicho procedimiento. Ante las circunstancias que se viven por el brote de Covid-19, seguramente el jinete pueda dar sus explicaciones por video llamada o video conferencia con los comisarios, aunque habrá que ver cuando se produce, dada la cuarentena obligatoria que empezó a cursarse esta medianoche en la Argentina.