Serpentine, que se llevó la versión 2020, es el primero que corre esa suerte desde, por lo menos, 1900; fue vendido a Lloyd Williams, propietario 7 veces ganador de la Melbourne Cup

La noticia causó un revuelo internacional. Serpentine, ganador del Epsom Derby (G1) de 2020, fue vendido y castrado, convirtiéndose en el primer héroe de la máxima prueba inglesa en correr esa suerte, por lo menos, desde 1900, según los datos aportados por el historiador Michael Church, un especialista en todo lo referente a la Cinta Azul.

El célebre criador Federico Tesio solía decir que “El caballo de carrera existe porque su selección depende … de un pedazo de madera: el disco del Epsom Derby”. Máxima sumamente respetada, de allí que la suerte que corrió el hijo de Galileo provocó una catarata de pronunciamientos en las redes sociales, la mayoría del lado de la indignación.

Serpentine fue adquirido por Lloyd Williams, reconocido propietario australiano y 7 veces ganador de la Melbourne Cup, y transferido primero desde el stud de Aidan O’Brien al de Joseph, su hijo, para ahora pasar a manos de Robert Hickmott. Tanto en los websites del preparador como del Racing Australia, el alazán aparece como castrado. Church aporta: “Tan lejos como se puede ir con el material conocido, ningún ganador del Epsom Derby revista esa condición desde 1900”.

Nacido en 2017, Serpentine no sólo es hijo de Galileo, sino que tiene por madre a Remember When (Danehill Dancer), que fuera segunda en el Epsom Oaks (G1) y pertenece a la misma familia de, por ejemplo, el crack Dylan Thomas (Danehill). Su éxito en el Derby fue una sorpresa absoluta, venciendo de un extremo al otro y por 5 1/2 cuerpos a Khalifa Sat (Free Eagle), dejando atrás nombres como los de Kameko (Kitten’s Joy), Mogul (Galileo), Russian Emperor (Galileo) y Pyledriver (Harbour Watch), entre otros, todos campeones o ganadores de G1.

Desde ese 4 de julio de 2020, Serpentine no pudo volver a ganar en 5 carreras disputadas, quedando cuarto del mencionado Mogul en el Juddmonte Grand Prix de Paris (G1) y otra vez cuarto, pero de Addeybb (Pivotal) en el QIPCO Champion Stakes (G1), como mejores resultados. En sus 3 salidas de 2021 quedó fuera del marcador.

La mayoría de los ganadores del Epsom Derby terminaron en la reproducción, pero no será el caso de Serpentine, que ahora retomará su campaña en pistas australianas, donde el último de los 7 triunfos de Lloyd Williams en la Melbourne Cup fue en 2020 con Twilight Payment (Teofilo).