Con el potrillo Domestic Spending se impuso en el Hollywood Derby y con la yegua Viadera ganó el Matriarch Stakes, en dos carrerones

Las carreras de césped en los Estados Unidos tienen un dueño: Chad Brown. El destacado entrenador, que mayormente se mueve entre el centro y la costa este, tuvo un fin de semana de visita en Del Mar, California, donde ratificó su liderazgo en la grama quedándose con las dos carreras de G1 que se programaron. Primero, el sábado, su potrillo Domestic Spending (Kingman y Urban Castle, por Street Cry), batalló de lo lindo para superar por cabeza y pescuezo a Smooth Like Strait (Midnight Lute) y Gufo (Declaration of War) y levantar la copa del preciado Hollywood Derby (G1-1800 m, césped, US$ 303.000 de bolsa.

En tanto, al día siguiente, Viadera (Bated Breath) (foto) brilló como nunca en el Matriarch Stakes (G1-1600 m, césped, US$ 301.500 de bolsa) al postergar por apenas el hocico a Blowout (Dansili), con la que Brown hizo el 1-2.