En su primera actuación sobre el césped, el hijo de Fortify de Firmamento fue implacable para vencer por 4 cuerpos a Royal Rimout

Campañón el de Chanta Joy, que este sábado agregó un nuevo mojón quedándose con la victoria en una competitiva versión del Clásico 9 de Julio (G1-1600 m), haciendo su primera presentación sobre el césped de San Isidro. Todo lo bueno que el caballo de Firmamento había conseguido antes en la arena de Palermo, encontró un correlato perfecto en el recinto del Jockey Club, dejando atrás adversarios de fuste con mucha solidez, ratificando su pertenencia al top de la categoría.

Dueño del Gran Premio de las Américas – OSAF (G1) y luego fresco escolta de Malbú Spring (Greenspring) en el Gran Premio Estrellas Mile (G1), a dos semanas de esa labor el hijo de Fortify construyó a base de clase y paciencia otra actuación impecable, contando con la ayuda de un socio que siempre sabe cómo moverse en el mar de las carreras de grado: Rodrigo Blanco.

El cordobés no tuvo una conducción de esas de película, tampoco fue que ganaron una carrera imposible, pero sí leyó a la perfección el desarrollo y tuvo el temple para no apurarse nunca, no desesperarse, ni siquiera en esos primeros metros de la recta donde el negro preparado por Carlos D. Etchechoury lucía comprometido, sin mucho espacio de movimiento.

En un desarrollo donde Splitwise (Treasure Beach) y Grosso Amor (Cosmic Trigger) fueron los encargados de imponer el ritmo en el comienzo, Blanco eligió dejar en la zaga del grupo a Chanta Joy, dejándolo relajarse, entrar en su propio ritmo. Bajo parciales firmes de 23s62/100 y 45s50/100, los punteros se entregaron al pisar el derecho, mientras el ganador seguía sin perder metros por dentro.

Una vez en la recta, Blanco sabía que o mataba o moría por el carril que traía, advirtió que Il Migliore (Il Campione) tenía potencia para ir hacia adelante y lo siguió, en una decisión que le valdría encontrar una posición externa ideal para atropellar de los 400 metros al disco.

Dominó Il Migliore, pero cuando arrancó Chanta Joy, ya todo estaba liquidado. Como una tromba pasó de largo el caballo de Firmamento, para separarse hasta llegar a la meta con 4 cuerpos de ventaja sobre Royal Rimout (Remote), el favorito, que por dentro le quitó en el disco el lugar de escolta a Il Migliore por apenas el hocico, todo tras 1m33s61/100, con un parcial complementario para las 12 cuadras de 1m9s23/100.

Temporada de despegue 2022 para Chanta Joy, que a lo largo de su campaña nunca llegó más allá del segundo lugar, ampliando ahora sus horizontes al césped, con lo que las opciones se multiplican dentro de una categoría que lo tiene como a uno de sus máximos referentes y que en el segundo semestre tiene 4 turnos de máximo nivel: el Gran Premio San Isidro (G1), el Gran Premio Palermo (G1), el Gran Premio Joaquín V. González (G1) y el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1).

Pero claro, las condiciones de Chanta Joy, sus progresos, sus condiciones y la forma en que remató en el 9 de Julio pueden darle la derecha a su gente de ir a buscar más allá en la distancia, aunque los tiempos de G1 sobre 2000 metros se terminaron con el Classic; de ahora en más, en ese terreno habrá que competir sobre la milla y media.

Adquirido en la liquidación de La Biznaga en el vientre de Stormy Marchita (Bernstein), su madre, Chanta Joy es hermano entero del G3 Matrix Joy, ganó bárbaro la carrera patria, ratificó su excelente nivel y demostró que sobre el césped puede correr igual o mejor que en la arena.