En un fin de semana hípico en los Estados Unidos donde el triunfo de Life Is Good sobresalió, el potrillo ganó por 21 cuerpos el Dwyer Stakes (G3), sobre 1600 metros en la arena de Belmont Park

ELMONT, New York (Especial para Turf Diario).- Había sido sólo décimo séptimo en el Kentucky Derby Charge It, después de un desarrollo bastante desafortunado. En su regreso a las pistas, el hijo del crack Tapit consiguió el sábado último en Belmont Park una victoria de esas que hacen hablar a todos, que dejan a los hípicos con la boca abierta.

No es fácil ganar una carrera de grupo en ningún lugar del mundo, y mucho menos hacerlo por 23 cuerpos y al galope, tal como lo logró el pupilo de Todd Pletcher en el Dwyer Stakes (G3), que se corrió sobre una milla en la arena y con 250.000 dólares en premios.

Todo fue normal en la primera parte de la carrera, con Charge It siguiendo el paso del puntero Fluid Situation (Warrior’s Reward), bajo parciales de 22s47/100 y 44s92/100. Pero en la mitad del codo comenzó su gestión superlativa, dominando y empezar a sacar más y más ventajas, que se contabilizarían en los mencionados 23 cuerpos a la hora de cruzar el disco, en un tiempazo de 1m34s67/100 y sin que John Velazquez, su jockey, tuviera que apelar a la fusta. Runninsonofagun (Gun Runner) fue segundo y Fluid Situation remató tercero a otros 2 1/3 largos.

Antes de correr el Derby, Charge It había salido de perdedor por 8 1/2 cuerpos en Gulfstream Park para, posteriormente, terminar segundo a 2 1/4 largos de White Abarrio (Race Day), mostrando la calidad necesaria como para ser protagonista.

Reservado del Whisper Hill Farm de Mandy Pop, y con I’ll Take Charge (Indian Charlie) como madre, provocó los mejores comentarios por parte de Pletcher: “Nosotros siempre tuvimos confianza en la habilidad de este caballo. Tratamos de corregir lo que sucedió en el Derby, y funcionó. Pudimos ver la clase de talento que imaginamos siempre tenía. El potrillo largó de adentro y necesitó encontrar una mejor posición; una vez que lo consiguió, se terminó el juego”.

Sobre lo que vendrá, con el Jim Dandy (G2) o el Travers Stakes (G1) de Saratoga en el calendario, el preparador agregó: “Buscábamos una buena actuación en el Dwyer para ubicarnos camino a alguna de esas carreras o a las dos. Nos fue bien y estamos de nuevo en carrera”.

Charge It cumplió una actuación espectacular en el Dwyer Stakes de Belmont Park y trepó varios peldaños en el ranking de los 3 años, ahora camino al Breeders’ Cup Classic (G1).