El entrenador se lució en la Breeders’ Cup alcanzando victorias con Modern Games, Space Blues y Yibir

Por Diego H. Mitagstein

DEL MAR, California (Especial para Turf Diario).- El 2021 de Godolphin viene siendo inolvidable. Y se dice que viene siendo sólo porque aún pueden quedar algunos éxitos gigantes más por cosechar. Uno de los grandes responsables fue, sin duda alguna, Charlie Appleby, el entrenador que tuvo a su cargo la mayoría de los grandes caballos que defendieron con discos de G1 los colores azul real del Sheikh Mohammed.

La Breeders’ Cup fue el punto culminante de la felicidad, con un triplete de triunfos que arrancó el viernes con Modern Games en el Juvenile Turf (G1) y se coronó con un sábado formidable tras las victorias de Space Blues en el Mile (G1) y de Yibir en el Turf (G1), todos ellos hijos de Dubawi y con el profesional haciendo pareja con el jockey William Buick.

Ya con media docena de discos bajo el brazo en la serie, Appleby se refirió primero a Space Blues y su nueva gran conquista: “Es un caballo de mucha calidad y siempre ha estado prendido en las carreras bravas. Obviamente era su primera vez en los Estados Unidos, pero viajó por toda Europa, fue a Dubai, conocía de qué se trataba. Teníamos un plan diagramado y funcionó hasta mejor de lo esperado porque hubo ritmo y eso le permitió haer su carrera. Alguna vez traté de entrenarlo pensando en hacerlo un caballo para el Derby, pero es un millero y se comportó como un verdadero campeón”.

Ya enfocado en Yibir y su notable mejoría de los últimos meses, el preparador contó: “Su madurez fue la clave con él, por eso tomamos la decisión de castrarlo. Había tenido algunas carreras raras la temporada anterior, parecía un chico. En el Belmont Derby Jamie Spencer hizo un gran trabajo con él y después empezamos a pensar en el Turf. Lo de William fue muy meritorio, porque tuvo mucho trabajo trayéndolo siempre atento. Realmente fue un fin de semana magnífico para todo el equipo, a pesar de que dos de nuestros caballos fueron retirados de los partidores”.

Sobre el futuro de Yibir, adelantó: “Nuestro pensamiento está en ir a Dubai primero y también está en la agenda volver el año próximo para la Breeders’ Cup. Tenemos varios 3 años que seguirán en competencia y opciones por todos lados. Queda por delante el mitín de Hong Kong, pero no creo que llevemos a ninguno de nuestros mejores ejemplares. Quizás puedan viajar otros, pero ya lo resolveremos”.