La hija de Greenspring aparece un escalón por delante de la también enrachada Early Life, en la mejor prueba del domingo porteño

Otro domingo con carreras en el Hipódromo Argentino de Palermo y una oferta pequeña en cantidad (son 11 los turnos previstos) que tendrá como paso fundamental el Clásico Farnesio, para yeguas desde los 3 años bajo escala de peso por edad y a disputarse sobre 1400 metros en el césped.

La ocasión luce propicia como para que Che Atorranta le de continuidad a su serie de victorias y siga encumbrándose en la media distancia, ya a tiro de las pruebas de grado. La hija de Greenspring del Stud Chemeco ganó en 4 de sus 8 salidas hasta el momento, las 3 últimas de forma consecutiva.

La más trascendente de esas conquistas viene de conseguirla en el Clásico Fallow, sobre la arena de San Isidro, aventajando por apenas medio cuerpo a India Cheat (Suggestive Boy), un margen algo exiguo. Atendida por Roberto Pellegatta y con William Pereyra en sus riendas, la zaina tendrá varias rivales de las que preocuprse, entre ellas de la también ascendente Early Life.

Circunstancias similares a las de la candidatas las que envuelven la presencia de la hija de Suggestive Boy en el Farnesio, pues también exhibe 3 lauros al hilo, con dato sobresaliente en su todavía fresco éxito en el Clásico Roberto Pellegatta, deshaciéndose por 1 cuerpo de Kuiper (Interaction), en esta cancha, pero sobre 1200 metros.

Desde La Pampa volverá a viajar la eficiente Crhys Kissing (South Kissing), toda una especialista en la cancha interna porteña, donde ya se alzó con Clásico Blue Prize y con el Handicap Potrizaris. Viene de 3 segundos clásicos y ante rivales duras como Nanabush (Il Campione), entre otras, por lo que se hará respetar sobremanera.

Noche Alta (Hi Happy) siempre mereció atención entre su gente, aunque su genio le jugó algunas malas pasadas. En una distancia intermedia puede encontrar el plafond para lucirse, mientras que Lost Beach (Treasure Beach), Doña Sorpresa (Fortify) y Noche Plateada (In the Dark) terminan de darle forma a un grupo parejo y que propone un espectáculo bien entretenido.