La hija de Greenspring se impuso en el Farnesio y el criador y propietario tiene una eficiencia jerárquica de las mejores

Patricio Losinno siempre tiene algún caballo bueno para divertise. El índice de eficiencia del criador/propietario es fenomenal, y si se mide por los clásicos que la chaquetilla de su Stud Chemeco ganó en los últimos años, pocos deben tener mejores números.

La semana pasada Turf Diario daba la primicia sobre el retiro de su querida Che Maga, pero poco a poco otra Che se va perfilando lindo, en su caso, en la media distancia. Los gritos de la barra los arranca ahora y fuerte Che Atorranda, que este domingo en el césped del Hipódromo Argentino de Palermo superó un nuevo desafío venciendo en los 1400 metros del Clásico Farnesio.

Por ahora no tiene techo el ascenso de la hija del formidable Greenspring y Sunday’s Edition (Gulch), que llegó a su cuarta victoria consecutiva -y quinta por total-, bajando ahora un peldaño en la distancia, pues en la milla de grama de San Isidro venía de llevarse el Clásico Fallow.

Con William Pereyra en sus riendas, y bajo escala de peso por edad, Che Atorranta vino siempre tercera vigilando lo que había adelante Doña Sorpresa (Fortify) perseguida por Early Life (Suggestive Boy). Una vez en el derecho esta última pudo por fin pasar al frente, pero poco le duró la felicidad, pues por el centro de la cancha cargó la ganadora para pasar de largo y empezar a distanciarse.

El disco terminó encontrando a la gran favorita con 3 cuerpos de ventaja sobre la potranca Noche Alta (Hi Happy), que de atropellada le quitó la posición de escolta a Early Life, finalmente tercera a 5 largos de la vencedora, todo tras una marca estupenda de 1m20s81/100.

Del resto hubo poco para rescatar, sólo mencionar que la pampeana Crhys Kissing (South Kissing) esta vez no rindió lo bien que usualmente lo hace, llegando sólo quinta y bastante alejada.

Preparada por Roberto Pellegatta, que el día anterior había ganado en San Isidro el Clásico Eduardo Jara con Maranelo (Holy Boss), Che Atorranta da pasos firmes, está invicta en 3 salidas esta temporada y ya dio muestras de sobra de que pronto puede sumarse al grupo de las mejores de la media distancia.