La hija de Greenspring, gran favorita, pasó de largo en la recta final para imponerse por 3 cuerpos en 1m22s58/100

El primer paso en el plano jerárquico de Che Bandida fue para hacerse ilusiones importantes. Después de 3 victorias en 5 presentaciones anteriores, la hija de Greenspring gustó sobremanera con su victoria de este miércoles caluroso en el Handicap Badruddin, la prueba más importante del día en el Hipódromo de San Isidro y que se disputó sobre 1400 metros en la pista auxiliar de arena normal.

Enorme favorita -pagó $ 1,55-, la pupila de Roberto Pellegatta no necesitó utilizar todas sus energías para llegar sana y salva al disco, en una demostración de poder interesante. Cargando livianos 54 kilos, y con William Pereyra en sus riendas, la zaina corrió de menor a mayor mientras Gamelita (Endorsement, 53) salía a marcar el paso seguida por Señora Colega (Señor Candy, 54 1/2) y Che Mamita (Safety Check, 54 1/2).

Ya en la recta, a la puntera le duraron poco sus energías y fue Che Mamita la que pasó al frente, aunque la esperanza le duró poco. Bien abierta, Che Bandida armó su atropellada, arrancó firme y pasó de largo para terminar venciendo por 3 cuerpos a aquella rival y estableciendo un tiempo meritorio de 1m22s58/100, tras parciales de 24s39/100, 47s90/100 y 1m10s87/100.

A otros 3 largos, Wildest (Hurricane Cat, 54 1/2) fue tercera, con 4 más hasta Señora Colega. Duda Bye (Amero, 58), enemiga en los papeles y la única vencedora de grado del lote, quedó apenas quinta, sólo delante de Gamelita.

Criada por Patricio Losinno y defendiendo los colores de su stud Chemeco, Che Bandida tiene por madre a la estadounidense Gold Ringer (Formal Gold), yegua que había sido importada en su momento por el Haras Arroyo de Luna y cuyas 9 crías que corrieron, ganaron, destacándose el nombre de Out of Control (Not for Sale), titular de los clásicos Benito Lynch (G3) y José M. Boquín (L).

Ahora tiene otro hijo destacado en Che Bandida, que, incluso, dejó la sensación de que si corre sobre una milla su rendimiento no será menor al que viene mostrando. Corrió poco y bien hasta ahora, crece en casi cada una de sus salidas. ¿Cómo no pensar en más?