El hijo de Greenspring dominó de punta a punta en la carrera más potente del jueves de cumpleaños que se vivió en el Bosque

LA PLATA.- Che Bellaco logró trasladar todo lo bueno que había mostrado en las condicionales al terreno de los clásicos, manteniendo su condición de invicto en el Clásico José M. Boquín (L-1200 m, arena normal), la prueba más importante del día en que el circo del Bosque festejó sus 138 años de vida.

Tras imponerse en su debut, y repetir luego entre ganadores de 1, ahora el hijo de Greenspring fue imparable para treparse a la cima del cambiante ránking de productos velocistas aquí, en un resultado que le permite mirar de reojo el Clásico Ciudad de La Plata (G2), que sigue sumando posibles nombres de cara a lo que puede ser una de las ediciones más potentes de su larga y singular historia.

Conducido por Brian Enrique, el pupilo de Marcelo Sueldo -fue presentado por Emiliano Juárez- tomó la punta ni bien se abrieron los partidores, mantuvo siempre a raya a sus rivales y en la recta final se distanció con facilidad hasta cruzar la línea de llegada con 4 cuerpos de ventaja sobre Don Kazako (Long Island Sound), que volvió a tener una gestión positiva aquí. 

Al hocico fue tercero Fancy Model (Lizard Island), mientras el favorito Tex for Sale (Nashville Texan), que venía de llevarse el Clásico Jockey Club de Azul, fue apenas sexto y a 11 largos del vencedor, tras correr incómodo junto a los palos durante la mayor parte del recorrido. El tiempo empleado por el ganador fue de sólidos 1m10s94/100.

Defendiendo los colores de la caballeriza Camem, de Concepción del Uruguay, y criado por Patricio Losinno, Che Bellaco tiene por madre a la generosa Shade Wells, que ya produjo 7 crías ganadoras sobre 8 que llegaron a competir, y es hermana materna de la placé de grado Marquesa Fitz (Fitzcarraldo) y de Equaliza (Equalize), la primera madre de la G2 Marquesa Key (Key Deputy) y de la clásica Forever Gilda (Van Nistelrooy), y la restante vientre de los graduales Equal Van (Van Nistelrooy) y Mr. Equal (Numerous), varios de ellos destacándose en la distancia.

Che Bellaco sigue invicta, ahora es clásico y parece tener un futuro por demás venturoso en la velocidad.