Aparecen como candidatas para el Clásico España (L) y para el Handicap Juan Carlos Noriega, respectivamente

Después de la gran fiesta que se vivió este domingo con el mitín del Gran Premio República Argentina (G1), la “normalidad” volverá esta tarde al Hipódromo Argentino de Palermo, aunque la fecha ofrece dos interesantes pases jerárquicos con el Clásico España (L-1000 m) y el Handicap Juan Carlos Noriega (1600 m, arena), el primero para yeguas desde los 4 años bajo escala de peso por edad y el restante para yeguas desde los 5 años, ganadoras.

Bien entretenido luce desde la previa el España, donde cada una de las 9 confirmadas tiene posibilidades de terminar adelante. No es fácil elegir una candidata, aunque se confía en que, de regreso a la tierra porteña, Che Maga (Violence) (foto) puede retomar su mejor forma.

Ganadora de los clásicos República de Panamá (G3), Ocurrencia (G3) y Lotería de la Ciudad de Buenos Aires (G3), viene de fallar en el Olavarría (G3), reprisando tras casi cuatro meses de inactividad, después de su brillante cuarto en el Félix de Alzaga Unzué (G1).

En su camino se cruza con Icaria (Roman Ruler), heroína en el General Francisco B. Bosch (G3) batiendo a Urban Lady (Strategic Prince), las experimentadas Elcisa (Angiolo) y La Hilary (Grand Reward); y con Shades of Rose (Sebi Halo), recientemente segunda en el Handicap Spiny.

De cara al handicap, en tanto, Donna Gaia (Don Valiente) cargará el peso máximo de 60 kilos en pos de llegar a su cuarto triunfo consecutivo después de llevarse un handicap en La Punta, San Luis, y de brillar aquí en el Handicap Court Harwell y en el Clásico Jamelao (L).

No la tiene fácil la defensora del stud riocuartense El Barrial ante Che Vampiresa (Greenspring, 58 1/2), Dona Alice (Morning Line, 56 1/2), Splend Nistel (Van Nistelrooy, 57) y Joy Helada (Fortify, 57), todas también con buena experiencia y triunfos en este nivel.

Entre las sorpresas, la recomendación pasa por confiar en la vuelta a la arena de Cima Hechizada (Cima de Triomphe, 55) y en Montana Lane (Master of Hounds, 54 1/2), que va liviana y es capaz de quedarse con todo.