En un gran momento, y cargando el peso máximo de 60 1/2 kilos, va por el Lord At War

El Clásico Lord At War (L-1200 m, arena) salva desde lo técnico otra floja reunión en el Hipódromo de San Isidro. Estructurado como handicap y para caballos desde los 3 años, tiene en Cheburek a un muy sólido candidato, más allá de que deberá cargar el peso máximo de 60 1/2 kilos.

El hijo de Sidney’s Candy atraviesa por un gran momento, con muestra más cercana al respecto en la arena del Hipódromo de Palermo, donde se impuso en el Handicap Vitelio, sobre 1000 metros. Ahora vuelve a la velocidad fuera de la recta, estación donde a principios de febrero se impuso en el Handicap Larrea o fue segundo más acá en el tiempo en el Clásico Asociación Argentina de Fomento Equino (L).

En su camino se cruza un adversario que siempre merece respeto como Emblem Three (Easing Along, 59 1/2), ganador en noviembre bajo esta misma cancha y tiro del Clásico Telescópico. Héroe más cercano en el Handicap Resuello, sobre 1100 metros y en Palermo, viene de quedar quinto en el Clásico Eduardo Jara, rindiendo algo menos de lo previsto.

Un pasito más atrás en las preferencias queda Quena Rec (Recapturetheglory, 55 1/2), puntero de vocación y que recuperó la buena senda escoltando a Tapindy (AP Candy) en el Handicap Con Brío. Por su parte, Gerald Buttler (Cityscape, 55 1/2) está listo para sorprender en cualquier momento, aunque quedó detrás del candidato las últimas dos veces en que se enfrentaron. Este último irá en yunta con One Off (Manipulator, 52 1/2) tercero del bueno de Guanahani (Pure Prize) y con ganas de dar el golpe.