La hija de Safety Check ganó fácilmente sobre 1200 metros, suma 3 triunfos en 5 salidas y el escalón superior parece ser su destino

Como suele ocurrir los miércoles en el Hipódromo de San Isidro, casi todas las carreras condicionales fueron de categoría alternativa o para ejemplares veteranos, salvo por el Premio Aizkorri, “encargado” de abrir el día y reservado para yeguas de 4 años titulares de 2 victorias en el plano opcional, es decir, donde no pueden inscribirse ejemplares pertenecientes a las caballerizas que ocupen los 15 primeros lugares de la estadística según el Stud Book Argentino.

En un lote competitivo, fue realmente llamativo el triunfo que alcanzó la efectiva Checka, que hasta aquí hizo casi todo bien en su breve campaña. Tras casi 3 meses de pausa, la alazana del Stud-Haras El Turf fue inalcanzable desde la delantera, marcándole la cancha en todo momento a sus rivales y separándose con enorme facilidad en el derecho, llegando al disco con 4 cómodos cuerpos de ventaja sobre Eh Amea (Señor Candy), que fue segunda en la excelente marca de 1m9s1/100.

Atendida por el veterano Eduardo Tadei en Palermo, y con Kevin Banegas en sus riendas, se trata de una hija del generoso Safety Check (Dubawi), padrillo que terminaría el día con un lucido doblete, pues, más tarde, Safety Runner saldría de perdedor a los 3 años sobre una milla, también con Banegas “up”.

Checka es la quinta cría ganadora que produce la yegua Coqueta Rails (Ride the Rails), en una de las más típicas familias de la histórica cabaña de Carlos Menditeguy y que con anterioridad había dado a Crespo (Mr. Light), Coco Rasta (Flesh for Fantasy), Cocoa Cream (Galicado) y Coco Dance (Dancing for Me), todos triunfadores múltiples.

Ahora Checka porta 3 triunfos en 5 salidas, con 1 segundo y 1 tercero completando su palmarés, y sumando premios por 2.229.000 pesos. De acuerdo a lo que dejó ver este miércoles, no caben dudas de que lo mejor de su parte está por venir.

Ya dentro del plano de la CA opcional, Feel Cool logró su segundo impacto al cabo de los 1400 metros del Premio Buena Brújula, para potrillos de 3 años con 1 triunfo a cuestas. Olvidado en las apuestas, el hijo de In the Dark y Fool to Cry (Orpen) al que pone a punto Diego Peña se impuso por apenas la cabeza sobre Puente de Nantes (Angiolo), tras 1m22s69/100.

El cordobés Facundo Coria estuvo perfecto en las riendas del alazán criado por el Haras Vacación y que corre para la caballeriza Mi Bella Giulia, ratificando el estupendo momento por el que atraviesa en su trayectoria y quedando al borde de superar la barrera de los 100 triunfos esta temporada, dejando su estadística en 98.

En tanto, entre potrancas con una victoria previa y sobre 1200 metros fue el Premio Celeste y Blanca, también alternativa opcional, donde la gran favorita Qué Más Decir (Qué Vida Buena) nada pudo hacer para controlar a una imparable Alemonia (Endorsement y Ackaway, por Broad Brush), reservada del Haras Tiverés que la superó por 4 cuerpos en 1m9s78/100.

A cargo de Elvio Bortulé, en sociedada nuevamente con Osvaldo Alderete, la alazana venía de pagar el derecho de piso en la categoría con un cuarto lugar y ahora encontró rápido desquite, confirmando su mejora.