Ganador en 2019 del Clásico Coronel Miguel F. Martínez (G2), se sacó de encima 10 meses de inactividad con una sólida victoria en la milla de arena de Palermo

Uno de los grandes atractivos con que contaba la jornada de esta tarde en el Hipódromo de Palermo era el Premio Antinomia, que sobre una milla y en la arena midió caballos de 4 años titulares de una o dos victorias, entre otros motivos, porque allí reprisaba Chemin du Ciel, uno de los potrillos más destacados de la temporada anterior.

Titular del Clásico Coronel Miguel F. Martínez (G2) y tercero en el Gran Premio Nacional (G1) y en el Clásico Miguel Cané (G2), el hijo de Equal Stripes respondió a su amplio favoritismo de la mejor manera, imponiéndose convincentemente y volviendo a tener en su futuro el panorama gradual.

Conducido por Juan C. Villagra, el pupilo de Jorge Mayansky Neer nunca vino demasiado lejos y dominó ni bien llegó la recta final -incluso sufriendo un fuerte golpe en sus patas-, manteniendo de allí en más a raya los múltiples intentos que Proven (Endorsement) hizo por alcanzarlo. Hubo un cuerpo en el disco entre vencedor y escolta, tras aceptables 1m37s1/100 sobre cancha húmeda.

Defensor de la caballeriza R.L.A. y criado por Héctor A. del Piano, Chemin du Ciel tiene por madre a Carambole (Silver Finder), una hermana materna de la G1 Cagnotte (Sunray Spirit) y del clásico Calvados (Snipewalk), y entera de Courtisane), que produjo a la G3 en USA Madame Stripes (Equal Stripes) y al clásico Equal Court (Equal Stripes).