La hija de Fortify se impuso de punta a punta en el Clásico Carlos Valdes Izquierdo (G3) y ahora le apunta a la Polla (G1)

SANTIAGO DE CHILE, Chile (Especial para Turf Diario).- Otra potranca argentina hija de Fortify hace ruido en el proceso selectivo del Club Hípico de esta ciudad. Hace unas pocas semanas Dale No Más en el Clásico Julio Subercaseaux (G3), ahora fue Joy Teologal la que brilló en Blanco Encalada, imponiéndose este viernes en el Clásico Carlos Valdes Izquierdo (G3), disputado sobre una milla y, obviamente, en el césped.

Conducida por Bernardo León, la defensora del Stud-Haras Don Alberto galopó de punta a punta a sus rivales, moviéndose siempre con ventajas apreciables y ahorrando las energías suficientes como para contener en la parte final y por 2 1/4 cuerpos la atropellada de Shanghai (Shanghai Bobby), finalmente su escolta; al pescuezo, en tanto, Siendo Feliz (Boboman) completó la trifecta, al tiempo que la favorita Hazorea (Tumblebrutus) quedaba apenas décima entre 11 participantes y a 14 1/2 largos de la vencedora.

Pequeña de físico (pesó sólo 420 kilos), Joy Teologal había debutado segunda a la cabeza de Jactada (Lookin At Lucky), sobre 1300 metros el 24 de mayo último, para tener pronta revancha el 23 de junio, cuando superó por 3 3/4 cuerpos a Miyarai (Mastercraftsman), en idéntica distancia.

Presentada por Víctor Ulloa G. , Joy Teologal estableció un tiempo de 1m34s49/100 para la milla sobre cancha de grama normal. Fue criada por el Haras La Biznaga y exportada hacia Chile tras ser adquirida por la divisa de Carlos Heller en 1.710.000 pesos en la liquidación del Lote 2 de productos 2016 de la cabaña de la familia Blaquier, a mediados de agosto de la temporada anterior, siendo el segundo precio máximo.

Interesante es ingresar en la genética de Joy Teologal y encontrar coincidencias con Joy Tesalina (Fortify), reciente vencedora en el Clásico Manuel J. Güiraldes (G3) de Palermo. Ocurre que ambas tienen en común en su pedigree el nombre de la velocista gradual Teóloga (Southern Halo), abuela materna de Joy Teologal y tercera madre de Joy Tesalina.

El próximo objetivo para la nueva líder del proceso selectivo en el Club Hípico será el Clásico Polla de Potrancas (G1), a disputarse a principios de agosto próximo y bajo las mismas circunstancias que la vieron destacarse ahora. Sin dudas, a la zaina le sobran motivos como para ser considerada una de las grandes candidatas.