El Campeón 2 Años europeo de 2023 va preparando la vuelta y su entrenador tiene muchos objetivos, hasta pensar en el Travers Stakes (G1) de Saratoga

COUNTY KILDARE, Irlanda (Especial para Turf Diario).- La temporada europea grande ya se divisa en el horizonte y las grandes figuras van preparando su vuelta al ruedo. Sin duda alguna, el nombre al que todos esperan volver a ver es el de City of Troy, el maravilloso potrillo de Aidan O’Brien y Coolmore y que fue Campeón 2 Años de 2023 en Europa.

Fue el propio Michael Tabor el que después de que el hijo de Justify se impusiera en el Dewhurst Stakes (G1) lo llamó “Nuestro Frankel”, y ciertamente la coincidencia fue general. En un encuentro con la prensa en Ballydoyle, el preparador ofreció detalles sobre su estrella y algunos planes, incluso sorpresivos.

“No me siento presionado en absoluto. Todo lo que podemos hacer es mejor y lo que tenga que ser, será. Pero City Of Troy parece un poco diferente en este momento. Siempre ha sido muy especial. Siempre parecía distinto, desde sus trabajos y hasta cuando corrió en su debut. Todo lo que puedes hacer es correr y ver qué va a pasar, pero funciona de forma muy diferente a cualquier otra cosa.

 “Los caballos están trabajando en muy mal terreno en este momento,  profundo. No le debería gustar en absoluto, pero es todo poder. Esperamos llevarlo a Naas el domingo después de las carreras. Trabajarán todos juntos: él, Henry Longfellow (Dubawi), River Tiber (Wootton Bassett), sobre 1400 o 1500 metros. El plan es ir directamente a las Guineas con City Of Troy. Si va bien, entonces podría ir al Derby, y si eso también va bien, existe la posibilidad de que vayamos a Saratoga para el Travers Stakes (G1). Será interesante”.

 O’Brien no es ajeno a correr caballos de primera en arena. Johannesburg (Hennesy) ganó el Breeders’ Cup Juvenile (G1) en 2001. mientras que Galileo (Sadler’s Wells), George Washington (Galileo), Henrythenavigator (Kingmambo) y Duke Of Marmalade (Danehill) son algunos de los caballos que envió a participar del Breeders’ Cup Classic (G1), aunque los últimos dos en la superficie sintética de Santa Anita Park.

Mendelssohn (Scat Daddy) ya estuvo cerca de darle el Travers a Coolmore y O’Brien, cuando fue segundo de Catholic Boy (More Than Ready) en la edición de 2018, aunque City of Troy puede llegar a ser el potrillo más importante con el que el equipo apunte a al Derby de verano estadounidense.

Sobre las razones de tan ambiciosa campaña, O’Brien expresó: “Es para mostrarlo en el máximo nivel. Es hijo de Justify, lo que nos entusiasma mucho porque mostró producir tan bien en el césped como en la arena. Eso lo hace realmente único. Todos son iguales, con pasos largas y de enormes físicos. No tiene problemas de garganta ni de sangrado, son muy genuinos, uno puede ir hacia adelante y a ellos les encanta”.

“City of Troy pasó muy bien el invierno. Parece un caballo mediano, pero cuando te parás al lado luce mucho más grande”.