El hijo de Grand Reward es el segundo caballo que logra el doblete en la prueba más importante de la categoría, aunque el primero que lo consigue “en la pista”

LA PLATA.- City Wonder se transformó este jueves en el segundo caballo en la historia que logra ganar por duplicado el Gran Premio Joaquín V. González (G1-1600 m, arena), la carrera que consagra al mejor millero de cada temporada en el Bosque, pero el primero que lo consigue en la pista pues Fantastic Four (Forestry), el único antecedente, se llevó una de esas copas tras el distanciamiento de su vencedor, Emerging Talent (Broken Vow).

Como en 2018, el hijo de Grand Reward se despachó con una gestión plena de valentía, mostrando adelantos importantes tras haber sido segundo de King Newton (Sidney’s Candy) en el Clásico Jockey Club de Venezuela (L), hace 3 semanas, luego de reprisar tras el corte por la pandemia con un triunfo condicional.

Le sobró fe a Brian Enrique en la conducción del alazán criado por el Haras La Quebrada, pues no le dio ninguna ventaja al potrillo Top One City (Cityscape) y a Scotch and Soda (Luhuk), con los que luchó por la delantera desde la partida y hasta el ingreso a la recta final.

El primero en entregarse fue el ganador de la Polla (G1) de Palermo, que terminaría no placé, desdibujado, y ya por los 300 metros City Wonder logró sacarse de encima la molesta compañía del valiente Scotch and Soda. El final fue hasta cómodo para el ganador, que recorrió sin apremios los tramos finales para terminar llegando al disco con 3/4 de cuerpo de ventaja sobre Asiatic Till (Asiatic Boy), que atropelló desde más atrás; en tanto, a la cabeza, y también remontando desde la mitad del grupo, concluyó el tordillo Light Blue Fantasy (Flesh for Fantasy). Cansado, Scotch and Soda cedió las posiciones secundarias para ser cuarto a 3 largos del vencedor. El tiempo de 1m37s63/100 debe considerarse como muy bueno, luego de parciales veloces de 23s94/100, 46s67/100 y 1m10s55/100.

Tras la victoria, Santino Girat, uno de sus propietarios, comentó : “Mi abuelo y mi papá tenían caballos y a nosotros nos contagiaron la pasión y ganar dos veces es increíble”. El “nosotros” fue por Lucas, su hermano y encargado de presentarlo, que sumó: “Le teníamos mucha fe y sabíamos que podía repetir. Puedo decir que tenemos el caballo de nuestras vidas con City Wonder”. Por su parte, Brian Enrique, ratificó su actualidad espectacular en el González, tras el que comentó: “Largó muy bien y siempre vino bárbaro. En los 600 metros ya lo fui buscando y de los 300 al disco se distanció con facilidad, consiguiendo una buena victoria”.

City Wonder tiene por madre a la generosísima City Farm (Lode), una propia hermana del crack City Banker y que ya había producido con anterioridad una sprinter de enorme nivel como City Glam, también con Grand Reward. Es más, este año tiene una potranca en las pistas que viene rindiendo bien como Farming (Grand Reward), que el viernes último terminó tercera en el Clásico Bayakoa (L), en San Isidro.

Hizo historia City Wonder en el Gran Premio Joaquín V. González y ahora para su equipo será cuestión de ponerse como objetivo el triplete en 2021, porque, aunque todo parezca lejano, el tiempo pasa volando…