El hijo de Fortify ofreció un espectáculo de alto nivel venciendo al galope y por 9 cuerpos a Puro de Cuba en la milla de césped

Por Diego H. Mitagstein

Cuando llegue el momento de relevar los triunfos importantes más espectaculares de la temporada, seguramente el que logró este sábado Intense for Me en el Clásico América (G2-1600 m), sobre el césped del Hipódromo de San Isidro, estará entre ellos. Soberbio fue lo del hijo de Fortify criado en Abolengo, que liquidó las cosas con un remate impresionante y sin ponerse a correr en serio en ningún momento, haciendo parecer a sus rivales simples principiantes. 

Uno de los candidatos en la previa, el alazán sigue dando pasos firmes en la media distancia verde, ratificando ahora, ya más maduro, todo lo bueno que había mostrado de potrillo. Había ganado el Clásico Buenos Aires (G3) en Palermo para abrir su 2024, y caído luego ante el ahora ausente Love the Races (Hurricane Cat) en el Horacio Bustillo (G2) de forma ajustada, pero su versión América fue distinta, mejor, infalible. En una tarde gloriosa en lo particular -pues cosechó 4 triunfos-, el jockey Martín Valle se limitó a esperar con el crédito del Stud Toroquemero mientras Puro de Cuba (Long Island Sound) hacía una punta relajada. Pero en la recta se acabó lo que se daba, pasó por los palos Intense for Me y de allí en adelante fue un show.

A toda potencia se desprendió y mientras Valle miraba para atrás tratando de encontrar algún rival, el pupilo de Nicolás Martín Ferro descontaba los metros hasta el disco como si se hubiera tratado de un ensayo matinal cómodo en la cuarta pista del Campo 2. En la meta fueron 9 los cuerpos que le terminó sacando a un Puro de Cuba valiente y que conservó por medio largo la posición de escolta sobre Folie Ninja (Hat Ninja), pero parecieron 200.

Huapango Torero (Suggestive Boy), el otro nombre fuerte en los partidores, fue una sombra, quedando cuarto demasiado lejos como para considerar que se lo vio a pleno. Habrá que esperar el parte veterinario para sacar mayores conclusiones, o si sólo se trató de una mala tarde.

A Intense for Me le tomó 1m35s46/100 encumbrarse definitivamente entre los milleros sobre el césped y si es capaz de mantener el nivel que mostró este sábado, habrá que acostumbrarse a verlo ganar dando espectáculo…