El hijo de Cosmic Trigger se impuso con claridad en el Clásico Intendente Melchor Posse (L), sobre el césped porteño

El turf argentino tiene un promedio en la distancias de sus carreras cercano a los 1200 metros, y es sobre esa distancia que se plantean innumerables condicionales a lo largo de la temporada. Sin embargo, cuando de ir a los clásicos se trata, llega un vacío gigante en San Isidro y Palermo para los “especialistas” en la velocidad con codo, que sólo en La Plata encuentran turnos de jerarquía para tentar fortuna.

Bajo esa particularidad, son muchos los caballos que no tienen la furia necesaria para bajar al kilómetro de recta y buscar triunfos fuertes y que tampoco cuentan con la stamina necesaria para encarar la milla. En esa “categoría” entra Codringer, que parece haber encontrado su lugar en el mundo en los 6 furlongs, tiro sobre el que corrió por primera vez este viernes en Palermo para quedarse con el Clásico Intendente Melchor Posse (L), en la cancha de césped normal.

Tras dos intentos razonables en 1000 metros, el hijo de Cosmic Trigger respondió a tanto trabajo matinal de su equipo -encabezado por Nicolás Martín Ferro- para hacerse fuerte de los 200 metros al disco y resolver con cierta solvencia el dueño que desde la partida mantuvo con Despacito (Sabayón), rival que fue mucho más difícil de doblegar de lo planeado.

En el disco hubo 1 1/2 cuerpo de diferencia entre el ganador y su escolta, con el favorito Yuto Bataraz Key (Key Deputy) completando la trifecta a otros 4 largos, sin ser peligroso en ningún momento. Como para resaltar aún más su conquista, Codringer empleó la muy buena marca de 1m10s54/100.

Defensor del Stud Dream and Wish y con Francisco Leandro actuando de socio perfecto en sus riendas, el zaino fue criado en el Haras Abolengo y es la tercera cría de Cosmic Trigger que gana clásicos, tras las conquistas graduales de Penny Trigger y Rudy Trigger.

Por línea baja, Codrington tiene por madre a la estadounidense Codringer, una hija del crack Forty Niner que ya había producido a la destacada Niner Spirit (Sunray Spirit), vencedora en el Clásico The Japan Racing Association, también sobre la pista de grama del Argentino…