El jockey se reintegró a la actividad tras la rodada de hace 10 días y se llevó el handicap con Stay In the Glory

Pablo Falero tiene una magia especial en sus regresos. En realidad, no es una coincidencia que en la mayoría de las ocasiones en que se reintegró a la actividad después de un accidente (grave o no tanto, como el que sufrió hace poco más de una semana); se trata, simplemente, de lógica pura para con un jockey que está entre los mejores de la historia del turf mundial.

En eso de reinsertarse de a poco, el uruguayo dio su primer paso este viernes en Palermo, reunión de la que volvió a casa con el triunfo en el Handicap Gioconda (1400 m, arena) bajo el brazo, gran labor en la silla de Stay In the Glory (Roman Ruler, 57 1/2 kg.) mediante.

Falero corrió al centímetro a la yegua de Vacación, a sabiendas de que debía acertar a la hora de “disparar”. Y acertó nomás, exigiéndola de firme de los 100 metros al disco para terminar venciendo por apenas el hocico a Holy Tala (Manipulator, 60), con la puntera Angiolina (Angiolo, 56 1/2) en tercera posición a medio largo, todo tras 1m22s75/100.

Al cuidad de Juan Udaondo, Stay In the Glory venía de quedar cerca de su vencida cuando ambas sucumbieron ante la carga de Verdadera Frescura (True Cause), ahora séptima, en una prueba casi idéntica. La que voló mucho más bajo de lo previsto fue Inca Soleada (Dynamix, 60), que sólo terminó en sexta colocación.

En Stay Close (Southern Halo), y hermana materna de la G2 Stay Calm (Dynamix), para Stay In the Glory fue el quinto y más trascendente triunfo de su breve campaña (corrió en 15 ocasiones), totalizando 1.282.000 pesos en premios. Falero volvió y ganó. Como casi siempre.