El hipódromo anuló la actividad del fin de semana y sólo volverá a las competencias en 10 días

DEL MAR, California (Especial para Turf Diario).- Un brote de Covid-19 dejará sin actividad al hipódromo local por el fin de semana. Luego de que 15 jockeys dieran positivo, las autoridades cancelaron las fechas previstas para el viernes, sábado y domingo reubicando los dos clásicos programados: el San Diego Handicap (G2) y el Eddie Read Stakes (G2).

Fue la propia oficina de prensa de Del Mar la que informó que todos los jinetes y personal del cuarto de jinetes fueron testeados el martes por el San Diego County Health and Human Services Agency, obteniéndose el resultado comentado, todos asintomáticos.

“Asumiendo que los individuos continúen sin mostrar síntomas, deberán permanecer en cuarentena por 10 días y luego podrán volver a sus actividades con normalidad, incluso competir”, comentó el Dr. Eric McDonald, Director Médico del Epidemiology & Inmunizations Services local.

Ya por la tarde el italiano Umberto Rispoli había informado por sus redes sociales que dio positivo del nuevo Coronavirus en los exámenes, continuando la racha que un par de días antes había involucrado a sus colegas Luis Sáez, Víctor Espinoza, Flavien Prat, Martín García y Eduardo Rojas Fernández, encontrándose como dato común que todos coincidieron en Los Alamitos, donde podría haberse iniciado el brote. Por cuestiones de seguro, Del Mar no informó los nombres de los jockeys con test positivo, pero, además de Rispoli, Drayden Van Dyke también dejó en su Twitter que era uno de los contagiados.

“Si bien nuestra colonia de jockeys no exhibió ningún tipo de síntomas cuando llegó a Del Mar, tomamos la decisión de testear a cada uno de ellos como parte del protocolo desarrollado en conjunto con los expertos del San Diego Health & Human Services Agency. Todo tuvo la intención de asegurar la seguridad de todos nuestros trabajadores y nuestra comunidad”, comentó John Rubistein, Presidente y CEO del Del Mar Thoroughbred Club.

Las protocolos y restricciones cambiaron para Del Mar con respecto a las que se venían aplicando en Santa Anita Park. Por ejemplo, cuando arrancó el mitin los jockeys no tenían la obligación de testearse, como sí era obligatorio en Santa Anita.

A raíz de las circunstancias, Del Mar publicó este miércoles una serie de medidas tendientes a mejorar la seguridad en las pistas de ensayo. Por ejemplo, sólo los jockeys con base en California podrán ser parte de la temporada, inhabilitando a sus colegas de otros estados que se quieran acercar para competir. La medida es muy similar a la que anunció la New York Racing Association para Saratoga, cuya actividad se iniciará hoy, como publicó ayer Turf Diario.

Del Mar tomó otras decisiones, como ampliar el cuarto de jockeys del hipódromo, inclusive moviendo algunas de las actividades que allí suelen realizarse hacia áreas de adyacencia.

“Razonablemente podemos esperar algunos positivos más en Del Mar para los próximos días. La lleva es la de tener estrategias y protocolos para testear, hacer la cuarentena, contener y manejar la situación, todas cuestiones que el hipódromo está realizando junto con los expertos y oficiales en salud pública de San Diego”, sumó el Dr. Ghazala Sharieff.