Favorito, se echó adentro en plena definición, pero enderezó el rumbo a tiempo

Hizo sufrir a los suyos Roman Prince, pero al cabo del Handicap Hunter’s Moon (1000 m, arena), la prueba más importante del lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo, pudo salir adelante y darle una alegría al público, que lo erigió en gran favorito.

Cargando uno de los pesos máximos de 61 kilos -“posición” que compartió con Fauchón (El Corredor)-, el generoso hijo de Roman Ruler y Queen Annette (Big Play) logró “enderezar el rumbo” justo a tiempo para terminar batiendo por 1 cuerpo a Faraón Keops (Easing Along, 58 1/2), que por la cabeza dejó tercero a Willy Dubai (E Dubai, 58), de mala fortuna en la partida.

Ocurre que Roman Prince se echó violentamente hacia afuera cuando cargaba descontando raudamente allá por los 150 metros, lo que obligó a una rápida reacción de Brian Enrique, su jockey, que logró enderezar al zaino para asegurar el triunfo.

Criado por el Haras Melincué y al cuidado de Héctor Sueldo para la caballeriza Los Luises, Roman Prince atraviesa a los seis años un momento de alta autoestima. Venía de un brillante segundo hace poco más de una semana en el Clásico Municipalidad de la La Plata, una de las divisiones del Clásico Ciudad de La Plata (G2) durante la jornada del Dardo Rocha, y antes había vencido en dos ocasiones consecutivas en esta misma pista y distancia.

Su tiempo para el kilómetro fue de muy buenos 56s18/100 y ahora Roman Prince tiene su record en ocho logros sobre 16 presentaciones, con un magnífico 50 por ciento de eficiencia y habiendo reunido ya 1.044.670 pesos en premios.

Los kilos serán todavía más complicados para Roman Prince en lo que vendrá si se mantiene en esta categoría, por lo que quizás haya que empezar a buscar pruebas bajo peso por edad en el calendario. Aunque siempre existe la posibilidad de los handicaps y especiales del Bosque, esos en los que nunca se sabe cómo será el reparto.