El preparador volvió a quedarse con la tradicional prueba de The Curragh; No Speak Alexander se llevó el Athasi Stakes (G3)

COUNTY KILDARE, Irlanda (Especial para Turf Diario).- El Mooresbridge Stakes (G2-2000 m, césped, 100.000 euros de bolsa) era la carrera que Aidan O’Brien tenía en mente para la reprise de la crack Love (Galileo). Finalmente la alazana no fue de la partida, pero de todas formas el cuidador terminó levantando el trofeo.

Fue la décimo segunda victoria en la trayectoria del entrenador en la prueba que se resolvió este lunes en The Curragh, y que esta vez tuvo como vencedor al ascendente Broome, que mantuvo su récord perfecto en 2021, con 3 salidas y 3 primeros puestos.

Previo titular del Devoy Stakes (L) y del Alleged Stakes (G3), ahora el hijo del linajudo Australia vino segundo vino segundo durante la mayor parte del tiro, dominó con 200 metros por recorrer y de allí en adelante controló bien la presión que le puso Helvic Dream (Power), su escolta desde 2 cuerpos. A otros 4 1/2, Twilight Payment (Teofilo) completó la trifecta, todo tras 2m10s85/100.

“Es un caballo querible y realmente volvió muy bien este año. Le quedaba mucha energía y, para ser honesto, pareció que jugó con sus rivales. Nunca perdió sobre 2000 metros, pero podría ir más lejos. En sus dos intentos corrió bien, por lo que creo que se ha ganado la posibilidad de tener un nuevo intento”, comentó tras el Mooresbridge Ryan Moore, jockey de Broome. El zaino, que ya va por los 5 años, corre para la sociedad conformada por Masaaki Matsushima, Susan Magnier, Michael Tabor y Derrick Smith tiene por madre a la ganadora clásica Sweepstake (Acclamation).

La reunión en The Curragh también incluyó el Athasi Stakes (G3), disputado sobre 1400 metros sobre el césped, obviamente, y en el que se midieron yeguas de 3 años y más edad. La ocasión sirvió para que No Speak Alexander consiguiera su primer triunfo importante, superando por 1 1/2 cuerpo a Zaffy’s Pride (Pride of Dubai), de la mano de la dupla conformada por la entrenadora Jessica Harrington y el jockey Shane Foley.

La hija de Shalaa y Rapacity Alexander (Dandy Man) no corría desde que en septiembre quedó cuarta en el Weld Park Stakes (G3) y aquí persiguió el andar de la puntera Queen’s Speech (American Pharoah), la dominó en el furlong final y mantuvo la ventaja hasta la meta en un tiempo de 1m27s61/100. Los O’Callaghan, Charles, Noel y Paul comparten la propiedad de la yegua.