El jockey, que debutó allá por 2002, consiguió llegar a tan importante marca en la segunda carrera del sábado norteño

Pablo Sahagián suele bromear en las redes con Pablo Carrizo, apodándolo “el rústico”. El jockey, que debutó allá por 2002, llegó este sábado en el Hipódromo de San Isidro a sus primeros 1000 triunfos, una marca fuerte, importante, meritoria y que, seguramente, habrá festejado grande con todos los suyos.

En una trayectoria que se vio cortada por algunos accidentes graves, Carrizo es de esos profesionales que nunca se entregan, que luchan cada carrera como si fuera la última, que le ponen alma y vida a la mañana y a la tarde. No es Pablo Falero, no es Jacinto Herrera, pero cada vez que tuvo la responsabilidad de correr caballos buenos, vaya si cumplió.

El jinete disfrutó de aquella marca en la segunda carrera del norte, montando a Che Barman (Greenspring), que salió de perdedor en los 1400 metros del Premio Semanera, por 2 cuerpos y, no casualmente, preparado por Pablo Sahagián.

El entrenador es el hombre que más montas le concede, desde siempre, y con el que más triunfos consiguió de aquellos 1000. Según el Stud Book Argentino fueron 85, aunque habrá que contar otros 57 que logró con Pablo Ezequiel, el hijo del Turco. Waldir Zancanaro, Pablo Garnica, Julio Zancanaro, Juan Panizza, Miguel Velazco y el extrañado Raúl Tavella fueron otros entrenadores con los que Carrizo sumó muchos discos.

En total corrió 11306 competencias, con una efectividad del 8,8 por ciento, sumando en premios 169.312.544 pesos. A nivel clásico, son 43 sus victorias, 21 de ellas en carreras de grado y 7 en el máximo plano.

Con el campeón millero Inter Optimist (Incurable Optimist) ganó los grandes premios San Isidro (G1) y de las Américas (G1), y con Victor Security (Stormy Atlantic), también Campeón Millero, se impuso en los grandes premios Estrellas Mile (G1) y San Isidro. En “yunta” con Dont Worry (Sultry Song) levantó otra copa en el Gran Premio San Isidro, y con Ordak Dan (Hidden Truth) se llevó el Gran Premio 25 de Mayo (G1) de 2013.

El DT (Señor Candy) ganó con Carrizo el Gran Premio Montevideo, y el jockey también supo montar en triunfos de los importantes  a Dancing Again (Heliostatic), Vivo Enamorada (Not for Sale), Exchangely (Exchange Rate), Smokeado (Missionary), Princesa Dan (Hidden Truth), Met Day (Mutakddim), La Extraña Dama (Catcher In the Rye) y Adora Nistel (Van Nistelrooy).