El hijo de Uncle Mo asoma como principal candidato en la prueba que esta tarde abrirá la XXXVII edición de la Breders’ Cup

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- La tercera edición del Breeders’ Cup Juvenile Turf Sprint (G2-1100 m, césped, US$ 1.000.000 de bolsa), para productos, será la carrera que esta tarde abrirá en Keeneland la XXXVII edición de la Breeders’ Cup, la serie más famosa del mundo.

Nadie se podrá asombrar de que el preparador Wesley Ward tenga a cuatro de sus dos años listos para estar en los partidores, y tampoco será sorpresa si uno de ellos gana, como hace 12 meses lo hizo en Four Wheel Drive (American Pharoah) en Santa Anita Park. Del grupo, hay un nombre que sobresale claramente por sobre el resto : Golden Pal, un hijo de Uncle Mo que estuvo intratable cuando a mediados de agosto salió de perdedor en Saratoga, después de haber sido segundo en el Norfolk Stakes (G2) de Royal Ascot, a sólo el pescuezo de The Lir Jet (Prince of Lir).

El enemigo está “en casa” con After Five (The Factor), otro crédito de Ward pero que arriba a semejante compromiso con dos segundos como carta de presentación, primero debutando en Kentucky Downs y luego a medio cuerpo de Second of July (Jack Milton) en el Futurity Stakes (G3) de Belmont Park. Este último es otro de los principales candidatos a quedarse con la victoria y a mantener su condición de invicto.

Bodenheimer (Atta Rob Roy) y Cowan (Kantharos) acaban de terminar 1-2 separados por tan sólo un cuerpo en el Indian Summer Stakes (L) sobre esta misma pista y distancia y ese es suficiente motivo como para que aquí ambos puedan soñar con levantar el preciado trofeo.

Haber ganado en Doncaster, Inglaterra, el Flying Childers Stakes (G2) le otorga a Ubettabelieveit (Kodiac) un rol preponderante en su primera visita a los Estados Unidos, mientras que el hasta aquí imbatible Dirty Dangle (Not This Thime) y Momos (Distorted Humor), tercero en el mencionado Futurity Stakes, no serán sorpresa si terminan al frente.