Fiolo Boss (foto), Treasure Island, Royal Rimout y Elliptical conforman un grupo bien parejo de aspirantes a llevarse la victoria

La fantástica jornada de este sábado en el Hipódromo Argentino de Palermo tendrá como paso intermedio de su pierna gradual al Clásico Benito Villanueva (G2-1600 m, arena), paso previo hacia el Gran Premio de las Américas – OSAF (G1).

Con Subsanador (Fortify) dejando pasar la cita para preparar especialmente su actuación del 1 de mayo, la división encuentra una topada sin una figura definida y donde son varios los que pretenden llevarse el premio mayor y crecer en la consideración.

El seguro Campeón 2 Años Macho de 2022 hizo galope largo cuando hace unas semanas se corrió el Clásico El Virtuoso (G3), superando por 10 cuerpos a Fiolo Boss (Holy Boss), con Treasure Island (Treasure Beach) en tercero a medio largo y Royal Rimout (Remote) quedando cuarto a 1 más. Los 3 “deudos” del alazán del Stud Facundito volverán a cruzarse ahora.

Por cuestiones de desarrollo, puede que Treasure Island maneja con algo más de facilidad las acciones, pues venir presionado por Subsanador no es precisamente un panorama favorable. Esa marca de cerca tendrán que hacerla ahora Fiolo Boss y Royal Rimout, pues si lo dejan escapar pueden pagarlo caro.

Con paso ascendente en el césped desembarca en la tierra porteña Elliptical (Il Campione), con el antecedente de haber salido de perdedor sobre esta pista, pero rindiendo mucho mejor en la grama. Fue allí donde logró sus 3 victorias posteriores, incluída la que acaba de llevarse en el Clásico América (G2), batiendo cerca de la meta y por medio pescuezo a Bequepingo (Cityscape), en una prueba donde detrás quedaron el campeón Zillion Stars (Cityscape) y el G1 Bamb Craf (Mastercraftsman). Lindo desafío el que aguarda al defensor de la caballeriza Las 3 Semillas.

Ya un escalón más abajo aparece Optimus King (Daniel Boone), que, después de doblegar cómodamente a Chantlette (Super Saver), fue sexto lejos en los 2 kilómetros del Otoño (G2). 

Y en el caso de Premote (Remote), titular de una victoria en La Plata, sería directamente una sorpresa de ribetes gigantes si termina adelante o en los puestos más altos del marcador.