Hacía más de un año y medio que no conseguía una victoria, aunque casi 14 meses de ese tiempo los pasó alejado de las pistas

Los kilos siempre fueron una tortura para Jesús Medina, el jockey talentoso que este viernes en el Hipódromo Argentino de Palermo se reencontró con la victoria después de más de un año y medio. Inactivo por 14 meses, había regresado a la actividad una semana antes, y ahora consiguió el disco tan ansiado.

Fue en la novena competencia, el Premio Es Sicario, para caballos de 4 años titulares de 2 victorias y donde mostró su capacidad en las riendas de Mr. Aidan, con el que el entrenador Miguel Cafere y la caballeriza J.C.V. iniciaron el doblete que se completaría una hora más tarde con Galán Galés (Expressive Halo) en el Clásico Mineral (L).

Con el hijo de Violence y Miss Adria (Not for Sale) Medina mostró toda su habilidad, trabajando durante toda la recta para llegar a la meta con una cabeza de ventaja sobre East Ender (Il Campione), mientras el G2 Beatle Francés (Super Saver), el favorito, reprisaba con una pobre labor, llegando último.

En los últimos años la carrera de Jesús Medina se vio interrumpida en varias ocasiones, y ojalá que a partir de ahora pueda reinsertarse y mantenerse, pues no todos los días se consiguen jinetes de su nivel.

Ganador de G1 con Verbena Rak (Mubarak), Rica Roy (Roy) y Savoir Bien (Bernstein), Medina trabaja para volver a vivir esos momentos de gloria.